Skip to content

Observatori Astronòmic

You are here: Home
Noticias del mes PDF Imprimir E-mail

Septiembre 2014

El telescopio Spitzer de NASA es testigo de un choque violento entre asteroides

1/9/2014 de JPL

This artist's concept shows the immediate aftermath of a large asteroid impact around NGC 2547-ID8, a 35-million-year-old sun-like star thought to be forming rocky planets. Image credit: NASA/JPL-Caltech
Ilustración artística del resultado inmediato del choque entre dos asteroides grandes alrededor de  NGC 2547-ID8, una estrella parecida al Sol, de 35 millones de años de edad que se piensa que está formando planetas rocosos. Crédito: NASA/JPL-Caltech

El telescopio espacial Spitzer ha observado una erupción de polvo alrededor de una joven estrella, posiblemente resultado del choque violento entre dos grandes asteroides. Este tipo de colisión podría conducir eventualmente a la formación de planetas.

Los científicos habían estado estudiando regularmente esta estrella, llamada NGC 2547-ID8, cuando surgió una enorme cantidad de polvo fresco entre agosto de 2012 y enero de 2013.

"Pensamos que dos asteroides grandes chocaron uno contra el otro, creando una enorme nube de granos del tamaño de arena muy fina, que ahora están chocando entre sí, pulverizándose y alejándose progresivamente de la estrella", afirma Huan Meng de la Universidad de Arizona, Tucson.

Aunque ya se había observado con anterioridad los resultados de posibles choque entre asteroides, ésta es la primera vez que los científicos han tomado datos antes y después de una colisión en un sistema planetario. Esto proporciona datos sobre los violentos procesos que producen planetas rocosos como el nuestro.

[Noticia completa]

 

Los radiotelescopios ponen fin a la controversia sobre la distancia a las Pléyades

1/9/2014 de National Radio Astronomy Observatory / Science

With parallax technique, astronomers observe object at opposite ends of Earth's orbit around the Sun to precisely measure its distance.  CREDIT: Alexandra Angelich, NRAO/AUI/NSF.
Con la técnica de la paralaje, los astrónomos observan un objeto en extremos opuestos de la órbita de la Tierra para medir con precisión su distancia. Crédito: Alexandra Angelich, NRAO/AUI/NSF.

Un equipo de astrónomos ha empleado una red mundial de radiotelescopios para resolver la controversia  sobre la distancia a un famoso cúmulos de estrellas, una controversia que suponía un reto para la comprensión básica que poseen los científicos acerca de cómo se forman y evolucionan las estrellas. El nuevo trabajo muestra que la medida realizada por un satélite de investigación estaba equivocada.

Los astrónomos estudiaron las Pléyades, el famoso cúmulo de estrellas de la constelación de Tauro. Al tratarse de un ejemplo cercano de cúmulo joven, las Pléyades han sido empleadas como un "laboratorio cósmico" para refinar los conocimientos científicos acerca de cómo se forman cúmulos similares. Además, los astrónomos han medido las características físicas de las Pléyades pues son una herramienta para estimar la distancia a otros cúmulos más lejanos.

Hasta la década de 1990, el consenso era que las Pléyades se encuentran a unos 430 años-luz de la Tierra. Sin embargo, el satélite europeo Hipparcos, lanzado en 1989 para medir con precisión las posiciones y distancias de miles de estrellas, obtuvo una distancia de sólo 390 años-luz.

"Puede que no parezca una diferencia enorme pero, para poder ajustar las características físicas de las Pléyades teníamos que alterar nuestros conocimientos acerca de cómo se forman y evolucionan las estrellas", afirma Carl Melis, de la Universidad de California, San Diego. "Para ajustar la medida de la distancia de Hipparcos algunos astrónomos habían sugerido nuevos y desconocidos procesos físicos que actuarían en estrellas jóvenes como éstas", añadió.

Para resolver el problema, Melis y sus colaboradores emplearon una red global de radiotelescopios que forman el equivalente a un telescopio del tamaño de la Tierra. "Esto nos permitió tomar medidas extremadamente precisas de posiciones  - el equivalente a medir el grosor de una moneda de un cuarto de dólar en Los Ángeles vista desde Nueva York", afirma Amy Miouduszewski, del National Radio Astronomy Observatory. El resultado de su trabajo es que la distancia a las Pléyades es de 443 años-luz, con una precisión de un uno por ciento.

[Noticia completa]

 

¿Por qué las estrellas hermanas se parecen?

1/9/2014 de University of California / Nature

Two 11-second movies shows a computational simulation of a collision of two converging streams of interstellar gas, leading to collapse and formation of a star cluster at the center
 Simulación por computadora de la colisión de dos flujos de gas interestelar convergentes, que producen el colapso y formación de un cúmulo de estrellas en el centro. El panel de la izquierda muestra la densidad de gas interestelar (amarillo y rojo corresponden a mayor densidad) y el panel derecho muestra los "trazadores de color" rojo y azul añadidos para observar cómo se mezcla el gas durante el colapso. Crédito: Mark Krumholz/University of California, Santa Cruz

La mezcla temprana, rápida y turbulenta del gas en el interior de las nubes moleculares gigantes - los lugares de nacimiento de las estrellas -  hace que todas las estrellas que se forman en una misma nube lleven la misma identificación química o "huella de ADN", según astrónomos computacionales de la Universidad de California, Santa Cruz.

Las estrellas están compuestas principalmente por hidrógeno y helio, aunque también contienen trazas de otros elementos como carbono, oxígeno, hierro e incluso sustancias mas exóticas.  Desde hace décadas, los astrónomos saben que dos estrellas de un mismo cúmulo de estrellas muestran las mismas abundancias de estos elementos. "El patrón de abundancias es como una huella de ADN, en la que todos los miembros de una familia comparten un conjunto común de genes".

Poder medir esta huella es en principio muy útil, pues las familias estelares no suelen permanecer juntas. La mayoría de las estrellas nacen siendo miembros de un cúmulo de estrellas, pero con el tiempo se separan y emigran a otros lugares de la galaxia. Sus abundancias, sin embargo, se establecen cuando nacen. Por tanto, durante mucho tiempo los astrónomos se han preguntado si sería posible afirmar que dos estrellas que ahora se encuentran en extremos opuestos de la galaxia nacieron hace miles de millones de años a partir de la misma nube molecular gigante. Se han llegado incluso a plantear si sería posible encontrar las hermanas de nuestro propio Sol, perdidas hace mucho tiempo.

Ahora Mark Krumholz y Yi Feng, de UCSC, han empleado una simulación de dinámica de fluidos en la supercomputadora Hyades. "Esta simulación reveló exactamente por qué las estrellas que nacen juntas acaban teniendo las mismas abundancias de elementos: mientras se ensambla la nube que las forma, ésta resulta mezclada de modo muy rápido", afirma  Krumholz. "Esto ha resultado ser una sorpresa: no esperábamos que la turbulencia fuese tan violenta, por lo que no esperábamos que la mezcla fuera tan eficiente o rápida". "Hemos proporcionado una explicación física de cómo y por qué funciona la mezcla de elementos químicos, demostrando convincentemente que el proceso de mezcla química es muy general y rápido, incluso en un ambiente que no se acaba convirtiendo en un cúmulo de estrellas, como el lugar donde nuestro Sol deber de haberse formado", comenta Krumholz.

[Noticia completa]

 

Integral capta una estrella muerta explotando con un "destello de gloria"

1/9/2014 de ESA / Nature

This sequence of artist's impressions shows some of the steps leading up to and following the explosion.
Secuencia de imágenes artísticas mostrando los pasos que conducen a una explosión de supernova de tipo Ia y lo que ocurre después de ella. Crédito: ESA/ATG medialab

Un equipo de astrónomos ha demostrado más allá de toda duda, con el observatorio de rayos gamma Integral de ESA, que las estrellas muertas conocidas como enanas blancas pueden volver a encenderse y explotar como supernovas. El descubrimiento llega después de que se captara, por primera vez, la firma exclusiva de rayos gamma producidos por los elementos radiactivos creados en una de estas explosiones.

Las explosiones en cuestión son conocidas como supernovas de tipo Ia, que hace tiempo se sospecha que son resultado de la explosión de una enana blanca por culpa de la dañina interacción con una estrella compañera. Sin embargo, los astrónomos carecían de evidencias definitivas de que había una enana blanca involucrada, hasta ahora. La "pistola humeante" en este caso fue la presencia de núcleos radiactivos que se crearon durante la explosión termonuclear de la estrella enana blanca.

La supernova estudiada por Integral es SN2014J, descubierta por estudiantes de University College London el pasado 21 de enero en la vecina galaxia M82. Debido a su proximidad - a una distancia de unos 11.5 millones de años-luz de la Tierra, SN2014J es el objeto de este tipo más cercano detectado en décadas, por lo que Integral tenía muchas posibilidades de observar los rayos gamma producidos por la desintegración de elementos radiactivos como el cobalto. Las observaciones después de la explosión de supernova permitieron a los científicos encontrar la señal de la desintegración de cobalto en hierro, encontrándola exactamente en la cantidad que predecían los modelos.

[Noticia completa]

 

El Hubble encuentra un sistema de estrellas que produjo una supernova y que está relacionado con una "estrella zombie" potencial 

2/9/2014 de Hubble site / Nature

The inset panel is a pair of Hubble Space Telescope images of the spiral galaxy NGC 1309 that were taken before and after the appearance of Supernova 2012Z, in the outskirts of the galaxy. The white X-shaped feature at the top of the image of the galaxy marks the location of the supernova.
Supernova 2012Z en la galaxia espiral NGC 1309. El recuadro muestra una pareja de imágenes obtenidas por el telescopio espacial Hubble de la galaxia espiral NGC 1309 tomadas antes y después de la aparición de la supernova 2012Z, en el borde de la galaxia. El aspa dibujada en la parte de arriba de la imagen marca la posición de la supernova. Crédito:  NASA, ESA, C. McCully and S. Jha (Rutgers University), R. Foley (University of Illinois), y Z. Levay (STScI)

Un equipo de astrónomos ha observado por primera vez, usando el telescopio espacial Hubble de NASA/ESA, un sistema de estrellas que más tarde produjo una inusual explosión de supernova en una enana blanca, el núcleo desnudo de una estrella ordinaria que ha llegado al final de su vida.

Examinando imágenes anteriores de archivo del Hubble, tomadas antes de la supernova, los astrónomos afirman que han detectado la estrella azul compañera de la enana blanca. La enana blanca lentamente tomó combustible de su compañera, lo que acabó por iniciar una reacción nuclear descontrolada en la estrella muerta, produciendo una débil explosión de supernova.

Esta supernova en particular ha sido clasificada como de Tipo Iax, una clase de explosión estelar recientemente identificada. Estas explosiones de estrellas son menos energéticas y más débiles que las supernovas de tipo Ia, que también se originan en explosiones de enanas blancas de sistemas binarios. 

"Los astrónomos han estado buscando durante décadas a las progenitoras de las explosiones de Tipo Ia", afirma  Saurabh Jha de Rutgers University. "Las Tipo Ia son importantes porque son empleadas para medir grandes distancias cósmicas y la expansión del universo. Pero sabemos muy poco acerca de cómo explota una enana blanca. Los parecidos entre las de Tipo Iax y las normales de Tipo Ia hacen que sea importante comprender las progenitoras de las de Tipo Iax, especialmente porque no ha sido todavía identificada de forma definitiva ninguna progenitora de Tipo Ia. Este descubrimiento nos muestra un modo en el que  una enana blanca puede explotar".

[Noticia completa]

 

Captan la imagen de uno de los volcanes más brillantes visto jamás en el Sistema Solar

2/9/2014 de Gemini Observatory

Image of Io taken in the near-infrared with adaptive optics at the Gemini North telescope on August 29. In addition to the extremely bright eruption on the upper right limb of the satellite, the lava lake Loki is visible in the middle of Io’s disk, as well as the fading eruption that was detected earlier in the month by de Pater on the southern (bottom) limb. Io is about one arcsecond across. Image credit: Katherine de Kleer/UC Berkeley/Gemini
Imagen de Io tomada en el infrarrojo medio con la óptica adaptativa del telescopio Gemini North, el 29 de agosto de 2013. Además de la erupción extremadamente brillante situada en el borde superior derecho del satélite, el lago de lava Loki es visible en el centro del disco de Io, así como una erupción que se debilita y había sido detectada anteriormente ese mes en el limbo sur. Crédito: Katherine de Kleer/UC Berkeley/Gemini 

Durante mediados de 2013, la luna Io de Júpiter se animó con actividad volcánica. Ahora una imagen del Observatorio Gemini capta lo que es uno de los volcanes más brillantes observados en nuestro sistema solar. La imagen, tomada el 29 de agosto de 2013, revela la magnitud de una erupción que fue el "gran final" en una serie de erupciones ocurridas en la lejana luna. El vulcanismo de Io es producido por el estiramiento y compresión que sufre por las mareas del masivo Júpiter, que calientan el interior del satélite, convirtiéndolo en el objeto del sistema solar más volcánicamente activo conocido.

La investigación, dirigida por la astrónoma Katherine de Kleer, examina en detalle la potente erupción de agosto, concluyendo que la energía emitida fue de 20 terawatts, y que expulsó muchos kilómetros cúbicos de lava. "Cuando observamos el evento fue también visible un área de lava reciente del orden de decenas de kilómetros cuadrados, afirma de Kleer. "Pensamos que entró en erupción con fuentes que salían de fisuras en la superficie de Io, más de diez mil veces más potentes que las fuentes de lava de la erupción en 2010 del Eyjafjallajokull en Islandia, por ejemplo".

[Noticia completa]

 

La galaxia más lejana que actúa como lente gravitatoria proporciona pistas sobre el Universo primitivo

2/9/2014 de Hubble site

Gravitational Lensing by Galaxy in Cluster IRC 0218
Efecto de lente gravitacional producido por una galaxia del cúmulo IRC 0218. Se trata de la lente cósmica más lejana encontrada hasta la fecha, una galaxia masiva elíptica cuya potente gravedad amplifica la luz procedente de una lejana galaxia que está detrás de ella. Crédito:  NASA, ESA, K.-V. Tran (Texas A&M University), y K. Wong (Academia Sinica Institute of Astronomy & Astrophysics)

Un equipo de astrónomos ha descubierto inesperadamente, con el telescopio espacial Hubble de NASA/ESA, la lupa cósmica más lejana, producida por una monstruosa galaxia elíptica. Vista tal como era hace 9600 millones de años, esta monstruosa galaxia elíptica rompe el récord anterior en 200 millones de años. Estas galaxias "lente" son tan masivas que la gravedad desvía, aumenta en tamaño y distorsiona la luz de los objetos que se encuentran detrás de ellas, un fenómeno conocido como lente gravitacional.

El objeto que se encuentra detrás de la lente cósmica es una diminuta galaxia espiral que sufre un rápido brote de formación de estrellas. Su luz ha tardado 10700 millones de años en llegar aquí. Observar un alineamiento casual a tan gran distancia desde la Tierra es algo muy raro.

El encontrar más de estas galaxias lente lejanas nos proporcionará datos sobre cómo se construyeron las galaxias jóvenes en el universo temprano hasta convertirse en las galaxias masivas dominadas por materia oscura de hoy en día. La materia oscura no puede ser vista, pero da cuenta de la mayor parte de la materia del universo.

"Cuando miras hace más de 9 mil millones de años en el Universo temprano, no esperas encontrar este tipo de lente entre galaxias", explica el director de la investigación Kim-Vy Tran de Texas A&M University. "Es muy difícil ver un alineamiento entre dos galaxias en el universo primitivo. Imagínate que sostienes una lupa cerca de ti y luego moverla mucho más lejos. Cuando miras a través de la lupa con el brazo estirado, las probabilidades de que veas un objeto aumentado son grandes. Pero si mueves la lupa al otro lado de la habitación, tus probabilidades de ver la lupa perfectamente alineada con otro objeto situado más lejos disminuyen".

Los investigadores han empleado la lente gravitacional producida por el alineamiento casual para medir la masa total de la galaxia gigante, incluyendo la cantidad de materia oscura, calculando la intensidad de su efecto de lente sobre la luz de la galaxia del fondo. La galaxia gigante pesa 180 mil millones de veces más que nuestro Sol y es una galaxia masiva para su época. Es también uno de los miembros más brillantes de un cúmulo lejano de galaxias, llamado IRC 0218.

[Noticia completa] http://observatori.uv.es/images/stories/logos/SpaceScoop%20logo.jpg

 

Un objeto similar a un planeta podría haber pasado su juventud tan caliente como una estrella

2/9/2014 de Carnegie Institution for Science

 A four-stage sequence (left to right) showing the possible extreme temperature evolution for WISE J0304-2705.

Una secuencia en cuatro pasos (de izquierda a derecha) mostrando la posible evolución extrema en temperatura de WISE J0304-2705. Durante 20 millones de años el objeto estuvo tan caliente como una estrella, con una temperatura de por lo menos 2800 grados Celsius. El paso final corresponde a miles de millones de años después, cuando WISE J0304-2705 se ha enfriado a una temperatura típica de un planeta, entre 100 y 150 grados Celsius. Crédito: John Pinfield

Un equipo de astrónomos ha descubierto un objeto extremadamente frío que podría tener una historia particularmente diferente: aunque ahora es tan frío como un planeta puede haber pasado gran parte de su juventud tan caliente como una estrella.

La temperatura actual del objeto es de entre 100 y 150 grados Celsius, intermedia entre la de la Tierra y Venus. Sin embargo, el objeto muestra indicios de un posible origen antiguo, implicando que se ha producido un gran cambio en la temperatura. En el pasado este objeto habría sido tan caliente como una estrella, durante muchos millones de años.

Llamado WISE J0304-2705, este objeto es un miembro de la clase "enana Y", recién creada, la clase de temperatura estelar más fría que se ha definido, siguiendo a las otras clases O, B, A, F, G, K, M, L y T. Aunque la temperatura es similar a la de los planetas, el objeto no se parece a los planetas rocosos como la Tierra, siendo en cambio una bola gigante de gas como Júpiter.

El equipo internacional que lo ha descubierto, dirigido por David Pinfield de la Universidad de Hertfordshire, identificó la enana Y empleando el observatorio WISE, un telescopio de NASA que ha tomado imágenes del cielo entero en el infrarrojo medio. El equipo también midió el espectro de luz emitido por la enana Y, lo que les permitió determinar su temperatura actual y comprender mejor su historia.

"Nuestras medidas sugieren que esta enana Y puede tener una composición y quizás una edad característica de los miembros más viejos de nuestra Galaxia", explica Pinfield. "Esto significaría que la evolución de su temperatura podría haber sido muy extrema".

[Noticia completa]

Actualizado ( Martes, 02 de Septiembre de 2014 10:59 )
 

Salida y puesta del sol

07:3114:0120:31
Valencia

La Luna hoy

http://tycho.usno.navy.mil/cgi-bin/phase.gif

Previsión meteorológica

Posición de la ISS

ISS

APOD

Astronomy Picture of the DAy

Expoastronomica

http://observatori.uv.es/images/stories/banner-expoast-125x125.jpg