Skip to content

Observatori Astronòmic

You are here: Home Divulgación Noticias del Cosmos Noticias del mes
Noticias del mes PDF Imprimir E-mail

Septiembre 2014

El telescopio Spitzer de NASA es testigo de un choque violento entre asteroides

1/9/2014 de JPL

This artist's concept shows the immediate aftermath of a large asteroid impact around NGC 2547-ID8, a 35-million-year-old sun-like star thought to be forming rocky planets. Image credit: NASA/JPL-Caltech
Ilustración artística del resultado inmediato del choque entre dos asteroides grandes alrededor de  NGC 2547-ID8, una estrella parecida al Sol, de 35 millones de años de edad que se piensa que está formando planetas rocosos. Crédito: NASA/JPL-Caltech

El telescopio espacial Spitzer ha observado una erupción de polvo alrededor de una joven estrella, posiblemente resultado del choque violento entre dos grandes asteroides. Este tipo de colisión podría conducir eventualmente a la formación de planetas.

Los científicos habían estado estudiando regularmente esta estrella, llamada NGC 2547-ID8, cuando surgió una enorme cantidad de polvo fresco entre agosto de 2012 y enero de 2013.

"Pensamos que dos asteroides grandes chocaron uno contra el otro, creando una enorme nube de granos del tamaño de arena muy fina, que ahora están chocando entre sí, pulverizándose y alejándose progresivamente de la estrella", afirma Huan Meng de la Universidad de Arizona, Tucson.

Aunque ya se había observado con anterioridad los resultados de posibles choque entre asteroides, ésta es la primera vez que los científicos han tomado datos antes y después de una colisión en un sistema planetario. Esto proporciona datos sobre los violentos procesos que producen planetas rocosos como el nuestro.

[Noticia completa]

 

Los radiotelescopios ponen fin a la controversia sobre la distancia a las Pléyades

1/9/2014 de National Radio Astronomy Observatory / Science

With parallax technique, astronomers observe object at opposite ends of Earth's orbit around the Sun to precisely measure its distance.  CREDIT: Alexandra Angelich, NRAO/AUI/NSF.
Con la técnica de la paralaje, los astrónomos observan un objeto en extremos opuestos de la órbita de la Tierra para medir con precisión su distancia. Crédito: Alexandra Angelich, NRAO/AUI/NSF.

Un equipo de astrónomos ha empleado una red mundial de radiotelescopios para resolver la controversia  sobre la distancia a un famoso cúmulos de estrellas, una controversia que suponía un reto para la comprensión básica que poseen los científicos acerca de cómo se forman y evolucionan las estrellas. El nuevo trabajo muestra que la medida realizada por un satélite de investigación estaba equivocada.

Los astrónomos estudiaron las Pléyades, el famoso cúmulo de estrellas de la constelación de Tauro. Al tratarse de un ejemplo cercano de cúmulo joven, las Pléyades han sido empleadas como un "laboratorio cósmico" para refinar los conocimientos científicos acerca de cómo se forman cúmulos similares. Además, los astrónomos han medido las características físicas de las Pléyades pues son una herramienta para estimar la distancia a otros cúmulos más lejanos.

Hasta la década de 1990, el consenso era que las Pléyades se encuentran a unos 430 años-luz de la Tierra. Sin embargo, el satélite europeo Hipparcos, lanzado en 1989 para medir con precisión las posiciones y distancias de miles de estrellas, obtuvo una distancia de sólo 390 años-luz.

"Puede que no parezca una diferencia enorme pero, para poder ajustar las características físicas de las Pléyades teníamos que alterar nuestros conocimientos acerca de cómo se forman y evolucionan las estrellas", afirma Carl Melis, de la Universidad de California, San Diego. "Para ajustar la medida de la distancia de Hipparcos algunos astrónomos habían sugerido nuevos y desconocidos procesos físicos que actuarían en estrellas jóvenes como éstas", añadió.

Para resolver el problema, Melis y sus colaboradores emplearon una red global de radiotelescopios que forman el equivalente a un telescopio del tamaño de la Tierra. "Esto nos permitió tomar medidas extremadamente precisas de posiciones  - el equivalente a medir el grosor de una moneda de un cuarto de dólar en Los Ángeles vista desde Nueva York", afirma Amy Miouduszewski, del National Radio Astronomy Observatory. El resultado de su trabajo es que la distancia a las Pléyades es de 443 años-luz, con una precisión de un uno por ciento.

[Noticia completa]

 

¿Por qué las estrellas hermanas se parecen?

1/9/2014 de University of California / Nature

Two 11-second movies shows a computational simulation of a collision of two converging streams of interstellar gas, leading to collapse and formation of a star cluster at the center
 Simulación por computadora de la colisión de dos flujos de gas interestelar convergentes, que producen el colapso y formación de un cúmulo de estrellas en el centro. El panel de la izquierda muestra la densidad de gas interestelar (amarillo y rojo corresponden a mayor densidad) y el panel derecho muestra los "trazadores de color" rojo y azul añadidos para observar cómo se mezcla el gas durante el colapso. Crédito: Mark Krumholz/University of California, Santa Cruz

La mezcla temprana, rápida y turbulenta del gas en el interior de las nubes moleculares gigantes - los lugares de nacimiento de las estrellas -  hace que todas las estrellas que se forman en una misma nube lleven la misma identificación química o "huella de ADN", según astrónomos computacionales de la Universidad de California, Santa Cruz.

Las estrellas están compuestas principalmente por hidrógeno y helio, aunque también contienen trazas de otros elementos como carbono, oxígeno, hierro e incluso sustancias mas exóticas.  Desde hace décadas, los astrónomos saben que dos estrellas de un mismo cúmulo de estrellas muestran las mismas abundancias de estos elementos. "El patrón de abundancias es como una huella de ADN, en la que todos los miembros de una familia comparten un conjunto común de genes".

Poder medir esta huella es en principio muy útil, pues las familias estelares no suelen permanecer juntas. La mayoría de las estrellas nacen siendo miembros de un cúmulo de estrellas, pero con el tiempo se separan y emigran a otros lugares de la galaxia. Sus abundancias, sin embargo, se establecen cuando nacen. Por tanto, durante mucho tiempo los astrónomos se han preguntado si sería posible afirmar que dos estrellas que ahora se encuentran en extremos opuestos de la galaxia nacieron hace miles de millones de años a partir de la misma nube molecular gigante. Se han llegado incluso a plantear si sería posible encontrar las hermanas de nuestro propio Sol, perdidas hace mucho tiempo.

Ahora Mark Krumholz y Yi Feng, de UCSC, han empleado una simulación de dinámica de fluidos en la supercomputadora Hyades. "Esta simulación reveló exactamente por qué las estrellas que nacen juntas acaban teniendo las mismas abundancias de elementos: mientras se ensambla la nube que las forma, ésta resulta mezclada de modo muy rápido", afirma  Krumholz. "Esto ha resultado ser una sorpresa: no esperábamos que la turbulencia fuese tan violenta, por lo que no esperábamos que la mezcla fuera tan eficiente o rápida". "Hemos proporcionado una explicación física de cómo y por qué funciona la mezcla de elementos químicos, demostrando convincentemente que el proceso de mezcla química es muy general y rápido, incluso en un ambiente que no se acaba convirtiendo en un cúmulo de estrellas, como el lugar donde nuestro Sol deber de haberse formado", comenta Krumholz.

[Noticia completa]

 

Integral capta una estrella muerta explotando con un "destello de gloria"

1/9/2014 de ESA / Nature

This sequence of artist's impressions shows some of the steps leading up to and following the explosion.
Secuencia de imágenes artísticas mostrando los pasos que conducen a una explosión de supernova de tipo Ia y lo que ocurre después de ella. Crédito: ESA/ATG medialab

Un equipo de astrónomos ha demostrado más allá de toda duda, con el observatorio de rayos gamma Integral de ESA, que las estrellas muertas conocidas como enanas blancas pueden volver a encenderse y explotar como supernovas. El descubrimiento llega después de que se captara, por primera vez, la firma exclusiva de rayos gamma producidos por los elementos radiactivos creados en una de estas explosiones.

Las explosiones en cuestión son conocidas como supernovas de tipo Ia, que hace tiempo se sospecha que son resultado de la explosión de una enana blanca por culpa de la dañina interacción con una estrella compañera. Sin embargo, los astrónomos carecían de evidencias definitivas de que había una enana blanca involucrada, hasta ahora. La "pistola humeante" en este caso fue la presencia de núcleos radiactivos que se crearon durante la explosión termonuclear de la estrella enana blanca.

La supernova estudiada por Integral es SN2014J, descubierta por estudiantes de University College London el pasado 21 de enero en la vecina galaxia M82. Debido a su proximidad - a una distancia de unos 11.5 millones de años-luz de la Tierra, SN2014J es el objeto de este tipo más cercano detectado en décadas, por lo que Integral tenía muchas posibilidades de observar los rayos gamma producidos por la desintegración de elementos radiactivos como el cobalto. Las observaciones después de la explosión de supernova permitieron a los científicos encontrar la señal de la desintegración de cobalto en hierro, encontrándola exactamente en la cantidad que predecían los modelos.

[Noticia completa]

 

El Hubble encuentra un sistema de estrellas que produjo una supernova y que está relacionado con una "estrella zombie" potencial 

2/9/2014 de Hubble site / Nature

The inset panel is a pair of Hubble Space Telescope images of the spiral galaxy NGC 1309 that were taken before and after the appearance of Supernova 2012Z, in the outskirts of the galaxy. The white X-shaped feature at the top of the image of the galaxy marks the location of the supernova.
Supernova 2012Z en la galaxia espiral NGC 1309. El recuadro muestra una pareja de imágenes obtenidas por el telescopio espacial Hubble de la galaxia espiral NGC 1309 tomadas antes y después de la aparición de la supernova 2012Z, en el borde de la galaxia. El aspa dibujada en la parte de arriba de la imagen marca la posición de la supernova. Crédito:  NASA, ESA, C. McCully and S. Jha (Rutgers University), R. Foley (University of Illinois), y Z. Levay (STScI)

Un equipo de astrónomos ha observado por primera vez, usando el telescopio espacial Hubble de NASA/ESA, un sistema de estrellas que más tarde produjo una inusual explosión de supernova en una enana blanca, el núcleo desnudo de una estrella ordinaria que ha llegado al final de su vida.

Examinando imágenes anteriores de archivo del Hubble, tomadas antes de la supernova, los astrónomos afirman que han detectado la estrella azul compañera de la enana blanca. La enana blanca lentamente tomó combustible de su compañera, lo que acabó por iniciar una reacción nuclear descontrolada en la estrella muerta, produciendo una débil explosión de supernova.

Esta supernova en particular ha sido clasificada como de Tipo Iax, una clase de explosión estelar recientemente identificada. Estas explosiones de estrellas son menos energéticas y más débiles que las supernovas de tipo Ia, que también se originan en explosiones de enanas blancas de sistemas binarios. 

"Los astrónomos han estado buscando durante décadas a las progenitoras de las explosiones de Tipo Ia", afirma  Saurabh Jha de Rutgers University. "Las Tipo Ia son importantes porque son empleadas para medir grandes distancias cósmicas y la expansión del universo. Pero sabemos muy poco acerca de cómo explota una enana blanca. Los parecidos entre las de Tipo Iax y las normales de Tipo Ia hacen que sea importante comprender las progenitoras de las de Tipo Iax, especialmente porque no ha sido todavía identificada de forma definitiva ninguna progenitora de Tipo Ia. Este descubrimiento nos muestra un modo en el que  una enana blanca puede explotar".

[Noticia completa]

 

Captan la imagen de uno de los volcanes más brillantes visto jamás en el Sistema Solar

2/9/2014 de Gemini Observatory

Image of Io taken in the near-infrared with adaptive optics at the Gemini North telescope on August 29. In addition to the extremely bright eruption on the upper right limb of the satellite, the lava lake Loki is visible in the middle of Io’s disk, as well as the fading eruption that was detected earlier in the month by de Pater on the southern (bottom) limb. Io is about one arcsecond across. Image credit: Katherine de Kleer/UC Berkeley/Gemini
Imagen de Io tomada en el infrarrojo medio con la óptica adaptativa del telescopio Gemini North, el 29 de agosto de 2013. Además de la erupción extremadamente brillante situada en el borde superior derecho del satélite, el lago de lava Loki es visible en el centro del disco de Io, así como una erupción que se debilita y había sido detectada anteriormente ese mes en el limbo sur. Crédito: Katherine de Kleer/UC Berkeley/Gemini 

Durante mediados de 2013, la luna Io de Júpiter se animó con actividad volcánica. Ahora una imagen del Observatorio Gemini capta lo que es uno de los volcanes más brillantes observados en nuestro sistema solar. La imagen, tomada el 29 de agosto de 2013, revela la magnitud de una erupción que fue el "gran final" en una serie de erupciones ocurridas en la lejana luna. El vulcanismo de Io es producido por el estiramiento y compresión que sufre por las mareas del masivo Júpiter, que calientan el interior del satélite, convirtiéndolo en el objeto del sistema solar más volcánicamente activo conocido.

La investigación, dirigida por la astrónoma Katherine de Kleer, examina en detalle la potente erupción de agosto, concluyendo que la energía emitida fue de 20 terawatts, y que expulsó muchos kilómetros cúbicos de lava. "Cuando observamos el evento fue también visible un área de lava reciente del orden de decenas de kilómetros cuadrados, afirma de Kleer. "Pensamos que entró en erupción con fuentes que salían de fisuras en la superficie de Io, más de diez mil veces más potentes que las fuentes de lava de la erupción en 2010 del Eyjafjallajokull en Islandia, por ejemplo".

[Noticia completa]

 

La galaxia más lejana que actúa como lente gravitatoria proporciona pistas sobre el Universo primitivo

2/9/2014 de Hubble site

Gravitational Lensing by Galaxy in Cluster IRC 0218
Efecto de lente gravitacional producido por una galaxia del cúmulo IRC 0218. Se trata de la lente cósmica más lejana encontrada hasta la fecha, una galaxia masiva elíptica cuya potente gravedad amplifica la luz procedente de una lejana galaxia que está detrás de ella. Crédito:  NASA, ESA, K.-V. Tran (Texas A&M University), y K. Wong (Academia Sinica Institute of Astronomy & Astrophysics)

Un equipo de astrónomos ha descubierto inesperadamente, con el telescopio espacial Hubble de NASA/ESA, la lupa cósmica más lejana, producida por una monstruosa galaxia elíptica. Vista tal como era hace 9600 millones de años, esta monstruosa galaxia elíptica rompe el récord anterior en 200 millones de años. Estas galaxias "lente" son tan masivas que la gravedad desvía, aumenta en tamaño y distorsiona la luz de los objetos que se encuentran detrás de ellas, un fenómeno conocido como lente gravitacional.

El objeto que se encuentra detrás de la lente cósmica es una diminuta galaxia espiral que sufre un rápido brote de formación de estrellas. Su luz ha tardado 10700 millones de años en llegar aquí. Observar un alineamiento casual a tan gran distancia desde la Tierra es algo muy raro.

El encontrar más de estas galaxias lente lejanas nos proporcionará datos sobre cómo se construyeron las galaxias jóvenes en el universo temprano hasta convertirse en las galaxias masivas dominadas por materia oscura de hoy en día. La materia oscura no puede ser vista, pero da cuenta de la mayor parte de la materia del universo.

"Cuando miras hace más de 9 mil millones de años en el Universo temprano, no esperas encontrar este tipo de lente entre galaxias", explica el director de la investigación Kim-Vy Tran de Texas A&M University. "Es muy difícil ver un alineamiento entre dos galaxias en el universo primitivo. Imagínate que sostienes una lupa cerca de ti y luego moverla mucho más lejos. Cuando miras a través de la lupa con el brazo estirado, las probabilidades de que veas un objeto aumentado son grandes. Pero si mueves la lupa al otro lado de la habitación, tus probabilidades de ver la lupa perfectamente alineada con otro objeto situado más lejos disminuyen".

Los investigadores han empleado la lente gravitacional producida por el alineamiento casual para medir la masa total de la galaxia gigante, incluyendo la cantidad de materia oscura, calculando la intensidad de su efecto de lente sobre la luz de la galaxia del fondo. La galaxia gigante pesa 180 mil millones de veces más que nuestro Sol y es una galaxia masiva para su época. Es también uno de los miembros más brillantes de un cúmulo lejano de galaxias, llamado IRC 0218.

[Noticia completa] http://observatori.uv.es/images/stories/logos/SpaceScoop%20logo.jpg

 

Un objeto similar a un planeta podría haber pasado su juventud tan caliente como una estrella

2/9/2014 de Carnegie Institution for Science

 A four-stage sequence (left to right) showing the possible extreme temperature evolution for WISE J0304-2705.

Una secuencia en cuatro pasos (de izquierda a derecha) mostrando la posible evolución extrema en temperatura de WISE J0304-2705. Durante 20 millones de años el objeto estuvo tan caliente como una estrella, con una temperatura de por lo menos 2800 grados Celsius. El paso final corresponde a miles de millones de años después, cuando WISE J0304-2705 se ha enfriado a una temperatura típica de un planeta, entre 100 y 150 grados Celsius. Crédito: John Pinfield

Un equipo de astrónomos ha descubierto un objeto extremadamente frío que podría tener una historia particularmente diferente: aunque ahora es tan frío como un planeta puede haber pasado gran parte de su juventud tan caliente como una estrella.

La temperatura actual del objeto es de entre 100 y 150 grados Celsius, intermedia entre la de la Tierra y Venus. Sin embargo, el objeto muestra indicios de un posible origen antiguo, implicando que se ha producido un gran cambio en la temperatura. En el pasado este objeto habría sido tan caliente como una estrella, durante muchos millones de años.

Llamado WISE J0304-2705, este objeto es un miembro de la clase "enana Y", recién creada, la clase de temperatura estelar más fría que se ha definido, siguiendo a las otras clases O, B, A, F, G, K, M, L y T. Aunque la temperatura es similar a la de los planetas, el objeto no se parece a los planetas rocosos como la Tierra, siendo en cambio una bola gigante de gas como Júpiter.

El equipo internacional que lo ha descubierto, dirigido por David Pinfield de la Universidad de Hertfordshire, identificó la enana Y empleando el observatorio WISE, un telescopio de NASA que ha tomado imágenes del cielo entero en el infrarrojo medio. El equipo también midió el espectro de luz emitido por la enana Y, lo que les permitió determinar su temperatura actual y comprender mejor su historia.

"Nuestras medidas sugieren que esta enana Y puede tener una composición y quizás una edad característica de los miembros más viejos de nuestra Galaxia", explica Pinfield. "Esto significaría que la evolución de su temperatura podría haber sido muy extrema".

[Noticia completa]

 

Las reservas subterráneas de Titán modifican el metano de las precipitaciones

3/9/2014 de ESA

Since 2006, the international Cassini mission has revealed hundreds of lakes and seas spread across the icy surface of Saturn's moon Titan, mostly in its polar regions. These lakes are filled not with water but with hydrocarbons, a form of organic compound that is also found naturally on Earth and includes methane.
Lagos de hidrocarburos en Titán. Crédito: NASA/JPL/USGS

La misión internacional Cassini ha descubierto cientos de lagos y mares repartidos por la helada superficie de la luna Titán de Saturno, la mayor parte en sus regiones polares. Estos lagos están llenos, no de agua, sino de hidrocarburos, una forma de compuesto orgánico que se encuentra también de forma natural en la Tierra e incluye el metano. Aunque la mayor parte del líquido de los lagos se piensa que es rellenado por precipitaciones desde las nubes de la atmósfera de la luna, el ciclo de líquido a través de la corteza y atmósfera de Titán todavía no se conoce bien.

Un reciente estudio, dirigido por Olivier Mousis de la Université de Franche-Comté (Francia) ha estudiado el ciclo hidrológico de Titán examinando cómo las precipitaciones de metano de Titán interaccionarían con los materiales helados de reservas subterráneas. Se ha descubierto que la formación de materiales llamados clatratos cambia la composición química de las precipitaciones que llenan estas reservas de hidrocarburos, convirtiéndolas en reservas de propano y etano que podrían abastecer algunos ríos y lagos.

"Sabemos que una fracción importante de los lagos de la superficie de Titán puede estar conectada con masas escondidas de líquido  bajo la corteza de Titán, pero simplemente no sabíamos cómo interaccionarían", afirma Mousis. "Ahora hemos creado un modelo con gran detalle del interior de la luna, y tenemos una idea mejor de cómo podrían ser estos lagos u océanos escondidos".

[Noticia completa]

 

Las mejores pruebas hasta la fecha de la teoría del calentamiento de la corona

3/9/2014 de NASA

NASA's Solar Dynamics Observatory captured this image of what the sun looked like on April 23, 2013, at 1:30 p.m. EDT when the EUNIS mission launched. EUNIS focused on an active region of the sun, seen as bright loops in the upper right in this picture.
El  Solar Dynamics Observatory de NASA captó esta imagen del aspecto del sol el 23 de abril de 2013, cuando fue lanzada la misión EUNIS. EUNIS se centró en una región activa del sol, los arcos brillantes arriba a la derecha de esta imagen. Crédito: NASA/SDO

Los científicos han reunido recientemente algunas de las pruebas más sólidas hasta la fecha para explicar qué es lo que hace que la atmósfera exterior del sol sea mucho más caliente que su superficie. Las nuevas observaciones de temperaturas extremadamente calientes a pequeña escala están de acuerdo sólo con una de las teorías actuales: algo llamado nanofulguraciones, una constante andanada de explosiones de calor, ninguna de las cuales puede ser detectada individualmente, es lo que proporciona el misterioso calor extra.

La superficie visible del sol, llamada fotosfera, se encuentra a unos 6000 Kelvin, mientras que la corona alcanza de forma regular temperaturas que son hasta 3000 veces más calientes.

"Esto es una especie de rompecabezas" afirma Jeff Brosius, científico espacial de la Universidad Católica de Washington, D.C. y del Goddard Space Flight Center de NASA. "Las cosas normalmente se enfrían a medida que se alejan de la fuente de calor".

Se ha propuesto diferentes teorías para explicar cómo la energía magnética que se desplaza por la corona es convertida en calor que aumenta la temperatura. Las distintas teorías hacen predicciones diferentes sobre el tipo de material y las temperatura que deberían de observarse, pero pocas observaciones disponen de una resolución suficientemente alta sobre un área grande para distinguir entre estas predicciones. El cohete EUNIS, sin embargo, estaba equipado con una versión muy sensible de un tipo de instrumento llamado espectrógrafo. Los espectrógrafos reúnen información sobre la cantidad de material que hay a una temperatura dada, registrando luz de diferentes longitudes de onda.

[Noticia completa]

 

Los ataques de asteroides alteraron de forma significativa la Tierra antigua

3/9/2014 de Arizona State University / Nature

An artistic conception of the early Earth, showing a surface pummeled by large impacts, resulting in extrusion of deep-seated magma onto the surface. At the same time, distal portion of the surface could have retained liquid water.
Ilustración artística de la Tierra primitiva mostrando una superficie golpeada por impactos grandes, produciendo la extrusión a la superficie de magma que se encontraba a gran profundidad. Al mismo tiempo, la parte lejana de la superficie podría haber retenido agua líquida. Crédito: Simone Marchi

Una nueva investigación demuestra que hace cuatro mil millones de años la superficie de la Tierra fue fuertemente reprocesada (o mezclada, enterrada y fundida), como resultado de gigantescos impactos de asteroides. Un nuevo modelo de bombardeo terrestre basado en datos lunares y terrestres arroja luz acerca del papel que el bombardeo de asteroides jugó en la evolución geológica de las capas superiores de la Tierra del eón Hadeano (hace aproximadamente entre 4 000 millones y 4500 millones de años).

La nueva investigación revela que las colisiones de asteroides no solo alteraron severamente la Tierra del eón Hadeano, sino que probablemente jugaron un papel principal en la subsecuente evolución de la vida en la Tierra también.

"Antes de hace unos cuatro mil millones de años ninguna región grande de la superficie de la Tierra pudo haber permanecido ajena a los impactos y sus efectos" afirma Simone Marchi del Solar System Exploration Research Virtual Institute del Southwest Research Institute. "La nueva imagen de la Tierra hadeana que emerge de este trabajo tiene importantes consecuencias relacionadas con su habitabilidad".

Los grandes impactos tuvieron efectos particularmente severos sobre los ecosistemas que existían. Los investigadores han encontrado que, en promedio,  la Tierra hadeana pudo haber sido golpeada por entre uno y cuatro proyectiles que tenían mas de 960 kilómetros de tamaño, capaces de producir la evaporación global de los océanos. "Durante esta época, el periodo entre las colisiones mayores fue suficientemente largo como para permitir intervalos con condiciones más agradables, por lo menos a escala local", comenta Marchi. "Cualquier vida que apareciera durante el eón Hadeano fue probablemente resistente a las temperaturas altas, y podría haber sobrevivido este violento periodo de la historia de la Tierra resguardada en nichos a gran profundidad bajo el suelo o en la corteza oceánica".

[Noticia completa]

 

El telescopio espacial Fermi de NASA revela una nueva fuente de rayos gamma

3/9/2014 de NASA / Science

The white dwarf star in V407 Cygni, shown here in an artist's concept, went nova in 2010. Scientists think the outburst primarily emitted gamma rays (magenta) as the blast wave plowed through the gas-rich environment near the system's red giant star.
La estrella enana blanca de V407 Cygni, que se muestra aquí en una ilustración artística, se convirtió en nova en 2010. Los científicos piensan que la explosión emitió inicialmente rayos gamma (magenta) cuando la onda expansiva atravesaba el ambiente rico en gas cercano a la estrella gigante roja del sistema. Crédito: NASA's Goddard Space Flight Center/S. Wiessinger

Observaciones con el telescopio espacial de rayos gamma Fermi de varias erupciones estelares, llamadas nova, han establecido que estas explosiones relativamente comunes casi siempre producen rayos gamma, la forma de luz más energética.

Una nova es un repentino y breve aumento de brillo de lo que normalmente es una estrella poco llamativa, producido por una explosión termonuclear en la superficie de una enana blanca, una estrella compacta no mucho mayor que la Tierra. Cada explosión de nova expulsa hasta 100 000 veces la energía que emite anualmente nuestro sol. Antes del Fermi nadie sospechaba que estas explosiones fueran capaces de producir emisiones de rayos gamma de alta energía, una emisión con niveles de energía millones de veces mayores que la luz visible, y usualmente asociados con estallidos mucho más potentes.

El Telescopio de Gran Área de Fermi (LAT, por sus siglas en inglés) captó su primera nova, apodada V407 Cygni, en marzo de 2010. La explosión procedía de un raro tipo de sistema estelar en el que una enana blanca interactúa con una gigante roja, una estrella que tiene más de cien veces el tamaño de nuestro sol. Otros miembros de la misma clase inusual de sistema estelar se ha observado que han producido novas cada pocas décadas.

En 2012 y 2013 LAT detectó tres de las llamadas novas clásicas, que se producen en binarias más comunes, donde una enana blanca y una estrella similar al sol giran una alrededor de la otra cada pocas horas.

Los astrónomos estiman que en nuestra galaxia se producen entre 20 y 50 novas. La mayoría no son detectadas, al ser su luz oscurecida por polvo en el camino y resultar sus rayos gamma debilitados por la distancia. Todas las novas con rayos gamma descubiertas hasta ahora se encuentran a entre 9000 y 15000 años-luz, relativamente cerca dado el tamaño de nuestra galaxia.

[Noticia completa]

 

Descubren un flujo de gas de 2.6 millones de añoz-luz de longitud

4/9/2014 de Royal Astronomical Society

The bridge of gas (shown in green) stretches from the large galaxy at the bottom left to the group of galaxies at the top. A third nearby galaxy to the right also has a shorter stream of gas attached to it. The three insets show expanded views of the different galaxies and the green circle indicates the Arecibo telescope beam. Credit: Rhys Taylor/Arecibo Galaxy Environment Survey/The Sloan Digital Sky Survey Collaboration.
El puente de gas (en verde) se prolonga desde la gran galaxia abajo a la izquierda hasta el grupo de galaxias de arriba. Una tercera galaxia cercana a la derecha también tiene un flujo de gas más corto. Los tres recuadros muestran imágenes aumentadas de las distintas galaxias. Crédito: Rhys Taylor/Arecibo Galaxy Environment Survey/The Sloan Digital Sky Survey Collaboration.

Un equipo de astrónomos y estudiantes ha descubierto un puente de hidrógeno atómico de 2.6 millones de años-luz de longitud entre galaxias a 500 millones de años-luz de distancia. El gas fue detectado con el telescopio William E. Gordon del Observatorio de Arecibo en Puerto Rico.

El flujo de gas de hidrógeno atómico es el mayor conocido, un millón de años-luz más largo que una cola de gas encontrada en el cúmulo de Virgo por otro proyecto de Arecibo hace algunos años. 

"Esto ha sido algo completamente inesperado", afirma el director de la investigación el Dr. Rhys Taylor de la Academia Checa de Ciencias. "Con fecuencia vemos flujos de gas en cúmulos de galaxias, donde hay muchas galaxias juntas, pero encontrar algo tan largo y fuera de un cúmulo no tiene precedente".

Lo sorprendente no es sólo la longitud del flujo sino también la cantidad de gas encontrada en él. Roberto Rodríguez, estudiante que ha participado en el estudio, explica que "normalmente encontramos gas dentro de las galaxias, pero aquí la mitad del gas (15 mil millones de veces la masa del Sol) se encuentra en el puente. ¡Esto es mucho más de lo que contienen las galaxias Vía Láctea y Andrómeda juntas!".

El equipo todavía se encuentra estudiando el origen del flujo. Una posibilidad es que la gran galaxia situada en un extremo pasara cerca del grupo de galaxias más pequeñas del otro extremo, y el puente de gas se formó a medida que se separaron.

[Noticia completa]

 

Previsión “meteorológica” cósmica: las nubes oscuras darán paso al sol

4/9/2014 de ESO

El instrumento Wide Field Imager, instalado en el telescopio MPG/ESO de 2,2 metros de ESO, en el Observatorio La Silla, en Chile, ha captado esta imagen de la nube oscura Lupus 4 ocultando la luz de las estrellas del fondo. Lupus 4 es una densa burbuja de gas y polvo donde se espera que nazcan nuevas estrellas. La nube se encuentra a unos 400 años luz de la Tierra, a caballo entre las constelaciones de Lupus (el Lobo) y Norma (la Plaza del Carpintero).

El instrumento Wide Field Imager, instalado en el telescopio MPG/ESO de 2,2 metros de ESO, en el Observatorio La Silla, en Chile, ha captado esta imagen de la nube oscura Lupus 4 ocultando la luz de las estrellas del fondo. Lupus 4 es una densa burbuja de gas y polvo donde se espera que nazcan nuevas estrellas. La nube se encuentra a unos 400 años luz de la Tierra, a caballo entre las constelaciones de Lupus (el Lobo) y Norma (la Plaza del Carpintero). Crédito: ESO

En esta intrigante nueva imagen vemos cómo Lupus 4, una burbuja de gas y polvo en forma de araña, oculta las estrellas de fondo como lo haría una nube gris en una noche sin luna. Aunque ahora se vea encapotado, es en estas densas burbujas de materia, que se encuentran en el interior de nubes como Lupus 4, donde se forman nuevas estrellas y donde, más tarde, nacerán radiantes. La imagen ha sido captada por el instrumento Wide Field Imager, instalado en el telescopio MPG/ESO de 2,2 metros de ESO, en el Observatorio La Silla, en Chile.

Lupus 4 está situado a unos 400 años luz de la Tierra, a caballo entre las constelaciones de Lupus (el Lobo) y Norma (la Plaza del Carpintero). La nube forma parte de un grupo de nubes oscuras que se encuentran un cúmulo estelar disperso llamado la Asociación de estrellas OB de Escorpio-Centauro. Una asociación OB es una agrupación relativamente joven, pero muy dispersa, de estrellas. Probablemente las estrellas hayan tenido un origen común, naciendo juntas en una gigantesca nube de material.

Dado que esta asociación de estrella y las nubes Lupus forman el grupo más cercano al Sol de su tipo, son un objetivo prioritario para estudiar cómo crecen juntas las estrellas antes de separarse. Se cree que el Sol, junto con la mayoría de las estrellas de nuestra galaxia, nació en un entorno similar.

Las primeras descripciones que constan en la literatura astronómica sobre las nubes oscuras de Lupus, datadas en 1927, se atribuyen al astrónomo estadounidense Edward Emerson Barnard. Lupus 3, vecino de Lupus 4, es el más estudiado gracias a la presencia de, al menos, 40 incipientes estrellas formadas a lo largo de los últimos tres millones de años, y que están a punto de encender sus hornos de fusión. La principal fuente de energía en estas estrellas adolescentes, conocidas como estrellas T Tauri, es el calor generado por su contracción gravitatoria. Esto supone un contraste con respecto a la fusión de hidrógeno y otros elementos, el motor de estrellas maduras como el Sol.

[Noticia completa]    http://observatori.uv.es/images/stories/logos/SpaceScoop%20logo.jpg

 

La mitad de las estrellas que albergan planetas son binarias

4/9/2014 de National Optical Astronomy Observatory

El telescopio espacial Kepler de NASA ha confirmado la existencia de unos 1000 exoplanetas, así como de otros miles más de estrellas consideradas interesantes porque posiblemente podrían albergar planetas. Ahora un reciente estudio dirigido por el Dr. Elliott Horch, de Southern Connecticut State University, ha demostrado que las estrellas con exoplanetas tienen probabilidades entre un 40% y un 50% de tener una estrella compañera, formando parte de un sistema estelar binario. "Es muy interesante comprobar que los sistemas con exoplanetas que tienen estrellas compañeras son mucho más comunes de lo que se pensaba", sigue Horch.

"Una consecuencia interesante de este estudio es que en esta mitad de estrellas que son binarias y tienen exoplanetas no podemos, en general, decir alrededor de cual de las dos está el planeta en órbita", añade el Dr. Steve B. Howell (NASA Ames Research Center).

campo de vision de Kepler

El campo que observaba Kepler, situado entre dos brillantes estrellas del triángulo de verano, elevándose junto al telescopio WYN al sur de Arizona. Crédito: NOAO

[Noticia completa]

 

Un supercúmulo de galaxias recién identificado alberga la Vía Láctea

4/9/2014 de National Radio Astronomy Observatory / Nature

A slice of the Laniakea Supercluster in the supergalactic equatorial plane
Un equipo de cosmólogos ha cartografiado el supercúmulo de galaxias que contiene nuestra propia galaxia la Vía Láctea, llamándolo Laniakea. Las líneas blancas representan las trayectorias de galaxias en Laniakea. Las áreas verdes son otros supercúmulos de galaxias vecinos. Crédito: SDvision interactive visualization software by DP at CEA/Saclay, France.

Un equipo de astrónomos, que ha empleado el Telescopio Green Bank (GBT) y otros telescopios, ha determinado que nuestra galaxia la Vía Láctea forma parte de un enorme supercúmulo de galaxias que ha llamado "Laniakea", "cielo inmenso" en hawaiano.

Este descubrimiento clarifica las fronteras de nuestro vecindario galáctico y establece relaciones previamente desconocidas entre varios cúmulos de galaxias del Universo local. "Hemos determinado por fin los contornos que definen el supercúmulo de galaxias que llamamos hogar", comenta el investigador R. Brent Tully. "Es parecido a descubrir por primera vez que tu ciudad es en realidad parte de un país mucho mayor que tiene fronteras con otras naciones".

La Vía Láctea reside a las afueras de un supercúmulo de galaxias (compuesto a su vez de grupos de galaxias, como nuestro Grupo Local, y cada uno conteniendo docenas de galaxias), cuya extensión ha sido cartografiada cuidadosamente por primera vez empleando técnicas nuevas. Este supercúmulo Laniakea tiene un diámetro de 500 millones de años-luz y contiene la masa equivalente a cien mil billones de soles repartida entre 100 000 galaxias.

Este estudio también clarifica el papel del Gran Atractor, un punto focal gravitacional del espacio intergaláctico que influye en el movimiento de nuestro Grupo Local de galaxias y otros cúmulos de galaxias. Dentro de los límites del supercúmulo Laniakea los movimientos de las galaxias se dirigen hacia el interior, del mismo modo que las corrientes de agua fluyen siguiendo caminos descendentes hacia un valle. La región del Gran Atractor es un gran valle gravitacional plano con una esfera de atracción que se extiende al supercúmulo Laniakea.

El artículo que explica este trabajo es portada hoy de la prestigiosa revista Nature.

[Noticia completa]

 

ALMA confirma que los cometas forjan moléculas orgánicas en sus polvorientas atmósferas

5/9/2014 de National Radio Astronomy Observatory

Approximate location of Comet ISON in our Solar System at the time of the ALMA observations.  Credit: B. Saxton (NRAO/AUI/NSF); NASA/ESA Hubble; M. Cordiner, NASA, et al.
Posición aproximada del cometa ISON en nuestro Sistema Solar en la época de las observaciones con ALMA. Crédito:  B. Saxton (NRAO/AUI/NSF); NASA/ESA Hubble; M. Cordiner, NASA, et al.

Un equipo internacional de científicos, que trabaja con el Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA), ha construido imágenes increíbles en 3D de las fantasmales atmósferas que rodean a los cometas ISON y Lemmon. Estas nuevas observaciones proporcionan datos importantes sobre cómo los cometas forjan nuevos compuestos químicos, incluyendo intrigantes compuestos orgánicos.

Los cometas contienen algunos de los materiales más viejos y prístinos de nuestro Sistema Solar. Comprender su química particular podría decirnos mucho sobre el nacimiento de nuestro planeta y el origen de los compuestos orgánicos que son los ladrillos de la vida. Las observaciones en alta resolución de ALMA proporcionan una asombrosa perspectiva en 3D de la distribución de las moléculas en el interior de estas dos atmósferas cometarias, o comas.

Los nuevos resultados revelaron que el gas cianuro de hidrógeno (HCN) fluye hacia afuera desde el núcleo de manera bastante uniforme en todas las direcciones, mientras que el isocianuro de hidrógeno (HNC) se encuentra concentrado en algunas zonas y en chorros. La exquisita resolución de ALMA muestra claramente estas concentraciones moviéndose hacia diferentes regiones de las comas cometarias día a día, e incluso hora por hora. Estos claros patrones confirman que las moléculas de HNC y H2CO (formaldehído) se forman dentro de la coma, y que el HNC puede que se forme por la rotura de moléculas grandes o polvo orgánico.

[Noticia completa]

 

Indicios de un planeta en formación descubierto a 335 años-luz de la Tierra

5/9/2014 de Clemson University

graphic is an artist’s conception of the young massive star HD100546 and its surrounding disk.
Ilustración artística de la joven estrella masiva HD100546 y el disco que la rodea. Crédito: P. Marenfeld & NOAO/AURA/NSF

Un equipo internacional de investigadores dirigido por un astrofísico de Clemson University, ha descubierto nuevos indicios de que hay planetas en proceso de formación alrededor de una estrella situada a unos 335 años-luz de la Tierra.

El equipo encontró emisión de monóxido de carbono que sugiere que hay un planeta en órbita alrededor de una estrella relativamente joven conocida como HD100546. El planeta candidato es el segundo que los astrónomos han descubierto en órbita alrededor de la estrella.

"Los nuevos descubrimientos en esta estrella podrían permitir a los astrónomos comprobar sus teorías y aprender más sobre la formación de sistemas solares, incluyendo el nuestro", afirma Sean Brittain. "Este sistema está relativamente cerca a la Tierra comparado con otros discos", comenta. "Podemos estudiarlo con un nivel de detalle que no se puede alcanzar con estrellas más lejanas. Es el primer sistema en el que somos capaces de hacer esto".

Los astrónomos piensan que el nuevo planeta que han encontrado es un gigante de gas inhabitable, de por lo menos tres veces el tamaño de Júpiter, comenta Brittain. Su distancia a la estrella sería aproximadamente la misma que la de Saturno al Sol.

[Noticia completa]

 

El espectrógrafo Alice de Rosetta obtiene el primer espectro en el ultravioleta lejano de una superficie cometaria

5/9/2014 de Southwest Research Institute

The Alice ultraviolet imaging spectrometer will be the first to study a comet up close. The shoebox-sized instrument is one-third to one-half the mass of comparable UV instruments, yet with more than 10,000 times as many imaging pixels as the spectrometer aboard Galileo.
El espectrómetro de imagen ultravioleta Alice será el primero que estudie un cometa de cerca. Crédito: Southwest Research Institute

El espectrógrafo ultravioleta Alice de NASA a bordo del orbitador cometario Rosetta de ESA ha realizado sus primeros descubrimientos científicos. Rosetta, que se encuentra en órbita alrededor del cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko, es la primera nave espacial que estudia un cometa de cerca.

A partir de estos datos, el equipo de Alice ha descubierto que el cometa es inusualmente oscuro en longitudes de onda del ultravioleta y que, hasta ahora, la superficie del cometa no muestra grandes zonas de hielo de agua. Alice también está ya detectando tanto hidrógeno como oxígeno en la coma, o atmósfera, del cometa.

"Nos ha sorprendido lo poco reflectiva que es la superficie del cometa, y los pocos indicios que muestra de hielo de agua en la superficie", afirma el Dr. Alan Stern, del  Southwest Research Institute.

[Noticia completa]

 

La galaxia del Triángulo, captada por el telescopio VST

5/9/2014 de ESO

El telescopio de sondeo VST (VLT Survey Telescope), instalado en el Observatorio Paranal de ESO, en Chile, ha captado una imagen de la galaxia Messier 33, también conocida como la Galaxia del Triángulo.  Esta espiral cercana, la segunda gran galaxia más cercana a la nuestra, la Vía Láctea, está llena de brillantes cúmulos de estrellas y de nubes de gas y polvo. Esta fotografía es una de las imágenes de amplio campo con más detalles jamás tomada de este objeto y muestra, con especial claridad, las numerosas nubes rojizas y brillantes de gas en los brazos espirales.
El telescopio de sondeo VST (VLT Survey Telescope), instalado en el Observatorio Paranal de ESO, en Chile, ha captado una imagen de la galaxia Messier 33, también conocida como la Galaxia del Triángulo.  Esta espiral cercana, la segunda gran galaxia más cercana a la nuestra, la Vía Láctea, está llena de brillantes cúmulos de estrellas y de nubes de gas y polvo. Esta fotografía es una de las imágenes de amplio campo con más detalles jamás tomada de este objeto y muestra, con especial claridad, las numerosas nubes rojizas y brillantes de gas en los brazos espirales. Crédito: ESO

El telescopio de sondeo VST (VLT Survey Telescope), instalado en el Observatorio Paranal de ESO, en Chile, ha captado una imagen de la galaxia Messier 33 que alcanza impresionantes niveles de detalle. Esta espiral cercana, la segunda gran galaxia más cercana a la nuestra, la Vía Láctea, está llena de brillantes cúmulos de estrellas y de nubes de gas y polvo. La nueva fotografía de este objeto es una de las imágenes de amplio campo con más detalles jamás tomadas y muestra, con especial claridad, las numerosas nubes rojizas y brillantes de gas en los brazos espirales.

Messier 33, también conocida como NGC 598, se encuentra a unos tres millones de años luz de distancia, en la pequeña constelación del Triángulo, en el hemisferio norte. Otro de sus nombres es Galaxia del Triángulo, y fue observada por el cazador de cometas francés Charles Messier en agosto de 1764, quien la situó como la número 33 en su famosa lista de nebulosas y cúmulos de estrellas prominentes. Sin embargo, él no fue el primero en registrar la existencia de la galaxia espiral; probablemente fue documentada por primera vez unos cien años antes por el astrónomo siciliano Giovanni Battista Hodierna.

Entre las muchas regiones de formación de estrellas que hay en los brazos espirales de Messier 33, destaca la nebulosa gigante NGC 604. Con un diámetro de cerca de 1.500 años luz, esta es una de las más grandes nebulosas de emisión conocida. Se extiende sobre un área 40 veces más grande que la parte visible de la mucho más famosa - y mucho más cercana - Nebulosa de Orión.

[Noticia completa]   http://observatori.uv.es/images/stories/logos/SpaceScoop%20logo.jpg

 

Descubren la historia climática del Planeta Rojo en un meteorito único

8/9/2014 de Florida State University /Nature Geoscience

Un equipo de científicos de Florida State University ha encontrado indicios de cambios de clima en minerales llamados zircones dentro de un oscuro meteorito. Los zircones, que son también abundantes en la corteza de la Tierra, se forman al enfriarse la lava.

"Encontrar un zircón es como encontrar un reloj", afirma  Munir Humayun. "Un zircón empieza a registrar el tiempo que pasa en el momento en que nace". Los zircones encontrados en un meteorito llamado Black Beauty tienen la asombrosa edad de 4400 millones de años. Eso significa, según Humayun, que se formaron durante la infancia del Planeta Rojo, y durante la época en que el planeta habría podido mantener vida.

"Primero aprendimos que hace unos 4500 millones de años el agua abundaba más en Marte, y ahora hemos aprendido que ocurrió algo dramático que cambió eso", comenta Humayun. "Ahora podemos concluir que las condiciones que vemos hoy en día en Marte, este desierto seco marciano, deben de haber persistido durante por lo menos los últimos 1700 millones de años. Ahora sabemos que Marte ha sido seco durante mucho tiempo".

[Noticia completa]

 

Descubren una galaxia gigante en su fase temprana de construcción

8/9/2014 de NASA / Nature

Artist impression of a firestorm of star birth deep inside core of young, growing elliptical galaxy.
Impresión artística de una tormenta de nacimiento de estrellas a gran profundidad dentro del núcleo de una joven galaxia elíptica en crecimiento. Crédito: NASA, Z. Levay, G. Bacon (STScI)

Los astrónomos han captado por primera vez un vistazo de las fases tempranas en la construcción de galaxias masivas. El lugar donde se está ensamblando, llamado "Sparky", es un denso núcleo galáctico brillando con la luz de millones de estrellas recién nacidas que se están formando a un ritmo frenético.

Una galaxia elíptica completamente desarrollada es un grupo de estrellas antiguas deficiente en gas que según la teoría se desarrolla de dentro hacia afuera, con un núcleo compacto que marca sus inicios. Debido a que el núcleo galáctico está tan lejos, la luz de la galaxia en formación que se observa desde la Tierra fue creada realmente hace 11 mil millones de años, sólo unos 3 mil millones de años después del Big Bang.

Los astrónomos proponen la teoría de que este frenético nacimiento de estrellas fue iniciado por un torrente de gas que fluyó hacia el núcleo de la galaxia, donde se formó a gran profundidad dentro de un pozo de potencial gravitatorio de materia oscura, material cósmico invisible que actúa como el entramado del universo para la construcción de galaxias.

[Noticia completa]

 

Partículas del tamaño de guijarros capaces de impulsar la formación de planetas

8/9/2014 de National Radio Astronomy Observatory

Radio/optical composite of the Orion Molecular Cloud Complex showing the OMC-2/3 star-forming filament. GBT data is shown in orange. Uncommonly large dust grains there may kick-start planet formation. Credit: S. Schnee, et al.; B. Saxton, B. Kent (NRAO/AUI/NSF); We acknowledge the use of NASA's SkyView Facility located at NASA Goddard Space Flight Center.
Imagen compuesta en radio y el óptico del complejo de la nube molecular de Orión mostrando el filamento OMC-2/3 donde se forman estrellas.Granos de polvo inusualmente grandes podrían impulsar la formación de planetas. Crédito: S. Schnee, et al.; B. Saxton, B. Kent (NRAO/AUI/NSF)

Los planetas rocosos como la Tierra empiezan siendo fragmentos microscópicos, más pequeños que los granos de arena, al menos eso es lo que predicen las teorías.

Un equipo de astrónomos, empleando el telescopio de Green Bank, ha descubierto que los filamentos de gas que forman estrellas situados cerca de la nebulosa de Orión, pueden abundar en partículas del tamaño de guijarros - ladrillos de formación de planetas entre 100 a 1000 veces mayores que los granos de arena que típicamente se encuentran alrededor de protoestrellas. Si se confirma, estos densos jirones de material rocoso podrían representar una nueva clase de partículas interestelares de tamaño mediano que podrían impulsar la formación de planetas.

[Noticia completa]

 

El mapa del cometa de Rosetta muestra una superficie morfológicamente diversa

9/9/2014 de Max Planck Institute

Jagged cliffs and prominent boulders: In this image, several of 67P’s very different surface structures
Precipicios y rocas prominentes: en esta imagen son visibles varias estructuras diferentes de 67P. La parte izquierda de las imágenes muestra la "espalda" del cometa, mientras que a la derecha se ve su "cabeza". Un pixel corresponde a 1.1 metros. Crédito: ESA/Rosetta/MPS por el equipo OSIRIS MPS/UPD/LAM/IAA/SSO/INTA/UPM/DASP/IDA

Las imágenes en alta resolución del cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko revelan un mundo único, con muchas caras. La nave espacial Rosetta de ESA llegó a su destino hace un mes y está actualmente acompañando al cometa a medida que progresa en su ruta hacia el sistema solar interior. Los científicos han analizado las imágenes de la superficie del cometa tomadas por OSIRIS, el sistema científico de imagen de Rosetta, y localizado varias regiones diferentes, cada una de las cuales viene definida por características morfológicas especiales.

Con áreas dominadas por precipicios, depresiones, cráteres, rocas o incluso surcos paralelos, 67P exhibe una multitud de terrenos diferentes. Aunque algunos de ellos parecen inactivos, otros parecen haber sido formados por la actividad del cometa. 

"Este primer mapa es, por supuesto, sólo el principio de nuestro trabajo", afirma Sierks. "En este punto nadie   comprende cómo aparecieron realmente las variaciones morfológicas de las que estamos siendo testigos". Mientras tanto 67P como Rosetta viajen acercándose al Sol en los próximos meses, el equipo de OSIRIS monitorizará la superficie buscando cambios. Aunque los científicos no esperan que los límites de las regiones del cometa cambien dramáticamente, hasta las transformaci

9/9/2014 de JPL

Scientists have found evidence of plate tectonics on Jupiter's moon Europa. This conceptual illustration of the subduction process (where one plate is forced under another) shows how a cold, brittle, outer portion of Europa's 20-30 kilometer-thick (roughly 10-20 mile) ice shell moved into the warmer shell interior and was ultimately subsumed. A low-relief subsumption band was created at the surface in the overriding plate, alongside which cryolavas may have erupted. Image credit: Noah Kroese, I.NK
Esta ilustración artística del proceso de subducción (en el que una paca es forzada a colocarse debajo de otra) muestra cómo una parte fría, exterior, de la capa de 20-30 km de grosor de la capa de hielo de Europa se desplazó hacia la capa interior, más templada, y fue finalmente subsumida. Crédito: Noah Kroese, I.NK

Los científicos han encontrado indicios de tectónica de placas en la luna Europa de Júpiter. Este es el primer signo de este tipo de actividad geológica de desplazamiento de la superficie en otro mundo que no es la Tierra.

Los investigadores  tienen una clara evidencia visual de la expansión de la corteza de Europa. Sin embargo, no han podido encontrar áreas donde la corteza vieja fue destruida para dejar espacio para la nueva. Pero mientras examinaban imágenes de Europa tomadas por el orbitador Galileo de NASA a principio de los años 2000, los geólogos Simon Kattenhorn y Louise Prockter descubrieron algunas fronteras geológicas inusuales.

La tectónica de placas es la teoría científica que afirma que la capa exterior de la Tierra está hecha de placas o bloques que se desplazan, lo que explica por qué se forman las montañas y se producen los terremotos. La superficie de Europa - una de las lunas mayores de Júpiter y ligeramente menor que la luna de la Tierra - está surcada por fracturas y caballones. Se sabe que los bloques se han desplazado de igual modo a como lo hicieron los bloques de la Tierra en ambos lados de la falla de San Andrés en California.

 Los científicos que estudian Europa a menudo reconstruyen los bloques de la superficie de la luna para obtener una imagen de cómo era la superficie antes de ser perturbada. Cuando Kattenhorn and Prockter reordenaron las imágenes del terreno helado, descubrieron que faltaban más de casi 20 000 kilómetros cuadrados de superficie en las latitudes más al norte de la luna.

Otros indicios sugirieron que el terreno que faltaba se había desplazado bajo una segunda placa de la superficie, un escenario comúnmente observado en la Tierra, en las fronteras de las placas tectónicas. Kattenhorn y Prockter  observaron volcanes de hielo en la placa superior, posiblemente formados por la fundición y absorción de la placa mientras se introducía bajo la superficie, y una ausencia de montañas en la zona de subducción, señal de que el material fue empujado hacia el interior en lugar de resultar amontonado cuando las dos placas chocaron una contra la otra.

[Noticia completa]

 

Las concentraciones brillantes de un anillo de Saturno, ahora misteriosamente escasas

9/9/2014 de JPL

Cassini spied just as many regular, faint clumps in Saturn's narrow F ring, like those pictured here, as Voyager did, but it saw hardly any of the long, bright clumps that were common in Voyager images. Image credit: NASA/JPL-Caltech/SSI
Cassini ha observado tantas concentraciones de material poco brillantes en el anillo F de Saturno, como las mostradas en esta foto, como las Voyager, pero apenas ha visto alguna d elas concentraciones brillantes que eran comunes en las imágenes de las Voyager. Crédito: NASA/JPL-Caltech/SSI

Recientemente, un estudio financiado por NASA ha comparado el aspecto del anillo F de Saturno a lo largo de seis años de observaciones por la misión Cassini con su aspecto durante los sobrevuelos de las naves Voyager de NASA, 30 años antes. Los investigadores han descubierto que, aunque el número global de concentraciones de material brillante en el anillo F sigue siendo el mismo, el número de concentraciones excepcionalmente brillantes de material cayó en picado durante ese tiempo. Donde las Voyager detectaban dos o tres concentraciones brillantes en todas las observaciones, Cassini sólo ha visto dos de estas formaciones durante un periodo  de seis años.

Los científicos piensan que la presencia de las concentraciones más brillantes en el anillo F se produce por impactos repetidos contra su núcleo de pequeñas lunas, de hasta 5 km de tamaño, cuyas trayectorias alrededor de Saturno están cerca del anillo y cruzan su órbita. Proponen que la disminución  del número  de concentraciones brillantes es resultado de un descenso en el número de estas lunas entre las épocas de las Voyager y Cassini.

Este descenso en el número de lunas pequeñas posiblemente se debe a la acción de la luna Prometeo de Saturno. El anillo F rodea al planeta en un lugar especial, llamado el límite de Roche: más cerca de Saturno, las fuerzas de marea de la gravedad del planeta rompen los cuerpos más pequeños. "El material que se encuentra a esta distancia tienen que decidir si permanecen en el anillo o se junta para formar una luna", comenta Robert French, del Instituto SETI. Prometeo tiene su órbita justo dentro del anillo F, y añade perturbaciones removiendo las partículas del anillo, impulsando a veces la creación de pequeñas lunas, y destruyéndolas a veces.

[Noticia completa]

 

La materia oscura interactiva podría explicar la falta de satélites de la Vía Láctea

9/9/2014 de University of Durham

halos de materia oscura
Simulación por ordenador de halos de materia oscura y galaxias formándose en su seno. Crédito: University of Durham

Un equipo de científicos piensa que ha encontrado un modo de explicar por qué no hay tantas galaxias en órbita alrededor de la Vía Láctea como se espera. Simulaciones por computadora de la formación de nuestra galaxia sugieren que debería de haber muchas más galaxias más pequeñas alrededor de la Vía Láctea de las observadas con telescopios. Esto ha arrojado dudas sobre la teoría, generalmente aceptada, sobre la materia oscura fría, una sustancia que los científicos predicen que debería de producir más formación de galaxias alrededor de la Vía Láctea de la que se observa.

Ahora un equipo de científicos sugiere que las partículas de materia oscura, además de sentir la fuerza de la gravedad, podrían haber interactuado con fotones y neutrinos en el Universo joven, produciendo la dispersión de la materia oscura.

Los científicos piensan que las concentraciones de materia oscura - o halos- que emergieron en el Universo temprano, fueron las que atraparon el gas necesario para formar estrellas y galaxias. La dispersión de la materia oscura barre las estructuras  que pueden atrapar gas, impidiendo que se formen más galaxias alrededor de la Vía Láctea y reduciendo el número de las que deberían de existir.

[Noticia completa]

ones sutiles de la superficie pueden ayudar a explicar cómo la actividad cometaria creó un mundo tan asombroso.

[Noticia completa]

 

Encuentran indicios de tectónica de placas en Europa

9/9/2014 de JPL

Scientists have found evidence of plate tectonics on Jupiter's moon Europa. This conceptual illustration of the subduction process (where one plate is forced under another) shows how a cold, brittle, outer portion of Europa's 20-30 kilometer-thick (roughly 10-20 mile) ice shell moved into the warmer shell interior and was ultimately subsumed. A low-relief subsumption band was created at the surface in the overriding plate, alongside which cryolavas may have erupted. Image credit: Noah Kroese, I.NK
Esta ilustración artística del proceso de subducción (en el que una paca es forzada a colocarse debajo de otra) muestra cómo una parte fría, exterior, de la capa de 20-30 km de grosor de la capa de hielo de Europa se desplazó hacia la capa interior, más templada, y fue finalmente subsumida. Crédito: Noah Kroese, I.NK

Los científicos han encontrado indicios de tectónica de placas en la luna Europa de Júpiter. Este es el primer signo de este tipo de actividad geológica de desplazamiento de la superficie en otro mundo que no es la Tierra.

Los investigadores  tienen una clara evidencia visual de la expansión de la corteza de Europa. Sin embargo, no han podido encontrar áreas donde la corteza vieja fue destruida para dejar espacio para la nueva. Pero mientras examinaban imágenes de Europa tomadas por el orbitador Galileo de NASA a principio de los años 2000, los geólogos Simon Kattenhorn y Louise Prockter descubrieron algunas fronteras geológicas inusuales.

La tectónica de placas es la teoría científica que afirma que la capa exterior de la Tierra está hecha de placas o bloques que se desplazan, lo que explica por qué se forman las montañas y se producen los terremotos. La superficie de Europa - una de las lunas mayores de Júpiter y ligeramente menor que la luna de la Tierra - está surcada por fracturas y caballones. Se sabe que los bloques se han desplazado de igual modo a como lo hicieron los bloques de la Tierra en ambos lados de la falla de San Andrés en California.

 Los científicos que estudian Europa a menudo reconstruyen los bloques de la superficie de la luna para obtener una imagen de cómo era la superficie antes de ser perturbada. Cuando Kattenhorn and Prockter reordenaron las imágenes del terreno helado, descubrieron que faltaban más de casi 20 000 kilómetros cuadrados de superficie en las latitudes más al norte de la luna.

Otros indicios sugirieron que el terreno que faltaba se había desplazado bajo una segunda placa de la superficie, un escenario comúnmente observado en la Tierra, en las fronteras de las placas tectónicas. Kattenhorn y Prockter  observaron volcanes de hielo en la placa superior, posiblemente formados por la fundición y absorción de la placa mientras se introducía bajo la superficie, y una ausencia de montañas en la zona de subducción, señal de que el material fue empujado hacia el interior en lugar de resultar amontonado cuando las dos placas chocaron una contra la otra.

[Noticia completa]

 

El mapa del cometa de Rosetta muestra una superficie morfológicamente diversa

9/9/2014 de Max Planck Institute

 Jagged cliffs and prominent boulders: In this image, several of 67P’s very different surface structures
Precipicios y rocas prominentes: en esta imagen son visibles varias estructuras diferentes de 67P. La parte izquierda de las imágenes muestra la "espalda" del cometa, mientras que a la derecha se ve su "cabeza". Un pixel corresponde a 1.1 metros. Crédito: ESA/Rosetta/MPS por el equipo OSIRIS MPS/UPD/LAM/IAA/SSO/INTA/UPM/DASP/IDA

Las imágenes en alta resolución del cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko revelan un mundo único, con muchas caras. La nave espacial Rosetta de ESA llegó a su destino hace un mes y está actualmente acompañando al cometa a medida que progresa en su ruta hacia el sistema solar interior. Los científicos han analizado las imágenes de la superficie del cometa tomadas por OSIRIS, el sistema científico de imagen de Rosetta, y localizado varias regiones diferentes, cada una de las cuales viene definida por características morfológicas especiales.

Con áreas dominadas por precipicios, depresiones, cráteres, rocas o incluso surcos paralelos, 67P exhibe una multitud de terrenos diferentes. Aunque algunos de ellos parecen inactivos, otros parecen haber sido formados por la actividad del cometa. 

"Este primer mapa es, por supuesto, sólo el principio de nuestro trabajo", afirma Sierks. "En este punto nadie   comprende cómo aparecieron realmente las variaciones morfológicas de las que estamos siendo testigos". Mientras tanto 67P como Rosetta viajen acercándose al Sol en los próximos meses, el equipo de OSIRIS monitorizará la superficie buscando cambios. Aunque los científicos no esperan que los límites de las regiones del cometa cambien dramáticamente, hasta las transformaciones sutiles de la superficie pueden ayudar a explicar cómo la actividad cometaria creó un mundo tan asombroso.

[Noticia completa]

 

Detectando neutrinos, los físicos han mirado en el corazón del Sol

10/9/2014 de University of Massachusetts Amherst / Nature

Empleando uno de los detectores de neutrinos más sensible del planeta, un equipo internacional de físicos anuncia en la revista Nature que por primera vez han detectado neutrinos directamente creados por el proceso "clave" de fusión protón-protón (pp)  en el núcleo del Sol.

La reacción pp es el primer paso en la secuencia de reacciones responsables de un 99 por ciento de la potencia del Sol, explica Andrea Pocar, de la Universidad de Massachusetts Amherst. Los neutrinos solares se producen en procesos nucleares y desintegraciones radiactivas de diferentes elementos durante las reacciones de fusión en el núcleo del Sol. Estas partículas fluyen escapando de la estrella a casi la velocidad de la luz. Pero como sólo interaccionan a través de la fuerza nuclear débil, pasan a través de la materia virtualmente sin ser afectadas, lo que hace que sean muy difíciles de detectar y distinguir de desintegraciones nucleares de materiales ordinarios.

"Con los últimos datos de neutrinos, estamos mirando directamente al origen del proceso que produce la mayor cantidad de energía en el Sol, reacciones en cadena, que se producen en el denso núcleo, extremadamente caliente. Mientras que la luz que vemos en nuestra vida diaria nos alcanza en 8 minutos, la energía producida en el centro del Sol tarda decenas de miles de años en ser emitida como luz", comenta Andrea Pocar. "Comparando los dos tipos diferentes de energía solar radiada, en forma de neutrinos y en forma de luz superficial, obtenemos información experimental sobre el equilibrio termodinámico del Sol en una escala de tiempo de 100 000 años".

[Noticia completa]

 

La mejor imagen obtenida de una fusión de galaxias en el universo lejano

10/9/2014 de ESO

El Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA) y muchos otros telescopios en tierra y en el espacio se han utilizado para obtener la mejor imagen obtenida hasta el momento de una colisión que tuvo lugar entre dos galaxias cuando el universo tenía sólo la mitad de su edad actual.
El Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA) y muchos otros telescopios en tierra y en el espacio se han utilizado para obtener la mejor imagen obtenida hasta el momento de una colisión que tuvo lugar entre dos galaxias cuando el universo tenía sólo la mitad de su edad actual.  Crédito: ESO/NASA/ESA/W. M. Keck Observatory

Utilizando el Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA) y muchos otros telescopios en tierra y en el espacio, un equipo internacional de astrónomos ha obtenido la mejor imagen de una colisión que tuvo lugar entre dos galaxias cuando el universo tenía sólo la mitad de su edad actual. Se sirvieron de una lupa del tamaño de una galaxia para revelar detalles de otro modo invisibles. Estos nuevos estudios de la galaxia H-ATLAS J142935.3-002836 han demostrado que este objeto, complejo y distante, es parecido a una conocida colisión de la galaxia local, las Galaxias Antena.

El famoso detective de ficción Sherlock Holmes utilizaba una lupa para revelar evidencias apenas visibles, pero importantes. Los astrónomos están ahora combinando el poder de muchos telescopios basados en tierra y en el espacio con una forma infinitamente más grande de lente cósmica para estudiar un caso de vigorosa formación estelar en el universo temprano.

"Mientras los astrónomos a menudo se ven limitados por la potencia de sus telescopios, en algunos casos nuestra capacidad para ver el detalle es enormemente mejorada por lentes naturales, creadas por el universo", explica el autor principal, Hugo Messias, de la Universidad de Concepción (Chile) y el Centro de Astronomía y Astrofísica da Universidad de Lisboa (Portugal). "Einstein predijo en su teoría de la relatividad general que, dada la suficiente masa, la luz no viaja en línea recta, sino que se dobla de forma similar a la luz refractada por una lente normal".

Estas lentes cósmicas son creadas por enormes estructuras como galaxias y cúmulos de galaxias, que desvían la luz de los objetos que hay detrás de ellos debido a su fuerte gravedad — un efecto denominado de lente gravitacional o gravitatoria. Las propiedades de este efecto lupa permiten a los astrónomos estudiar objetos que no serían visibles de otro modo y comparar directamente las galaxias locales con otras mucho más remotas, vistas cuando el universo era considerablemente más joven.

[Noticia completa]   http://observatori.uv.es/images/stories/logos/SpaceScoop%20logo.jpg

 

Espectacular paisaje de formación estelar

10/9/2014 de ESO

Este mosaico de imágenes captadas por el Wide Field Imager (WFI), instalado en el telescopio MPG/ESO de 2,2 metros en el Observatorio La Silla de ESO en Chile, muestra dos regiones de intensa formación estelar en la zona sur de la Vía Láctea. La primera, a la izquierda de la fotografía, se encuentra dominada por el cúmulo estelar NGC 3603, situado a unos 20.000 años luz de distancia, en el brazo espiral de Carina-Sagitario en nuestra galaxia, la Vía Láctea. El segundo objeto, a la derecha, es una acumulación de nubes de gas resplandeciente conocido como NGC 3576, ubicado a tan sólo la mitad de distancia de la Tierra.
Este mosaico de imágenes captadas por el Wide Field Imager (WFI), instalado en el telescopio MPG/ESO de 2,2 metros en el Observatorio La Silla de ESO en Chile, muestra dos regiones de intensa formación estelar en la zona sur de la Vía Láctea. La primera, a la izquierda de la fotografía, se encuentra dominada por el cúmulo estelar NGC 3603, situado a unos 20.000 años luz de distancia, en el brazo espiral de Carina-Sagitario en nuestra galaxia, la Vía Láctea. El segundo objeto, a la derecha, es una acumulación de nubes de gas resplandeciente conocido como NGC 3576, ubicado a tan sólo la mitad de distancia de la Tierra.

Esta imagen, captada por el Wide Field Imager (WFI) emplazado en el Observatorio La Silla de ESO en Chile, muestra dos regiones de intensa formación estelar en la zona sur de la Vía Láctea. La primera, a la izquierda de la fotografía, se encuentra dominada por el cúmulo estelar NGC 3603, situado a 20.000 años luz de distancia, en el brazo espiral de Carina-Sagitario en nuestra galaxia, la Vía Láctea. El segundo objeto, a la derecha, es una acumulación de nubes de gas resplandeciente conocido como NGC 3576, ubicado a tan sólo la mitad de distancia de la Tierra.

El NGC 3603 es un cúmulo estelar extremadamente brillante, conocido por tener la mayor concentración de estrellas masivas descubiertas hasta ahora en nuestra galaxia. En la parte central se puede observar un sistema estelar múltiple Wolf–Rayet, conocido como HD 97950. Las estrellas Wolf-Rayet se encuentran en una avanzada fase de evolución estelar, con dimensiones que comienzan en unas 20 veces la masa del Sol. Sin embargo, a pesar de su gran magnitud, las estrellas Wolf–Rayet se desprenden de una cantidad considerable de su materia, debido a la acción de intensos vientos estelares que expulsan el material de su superficie hacia el espacio a siete millones de kilómetros por hora, una pérdida de peso de proporciones cósmicas.

El NGC 3603 se localiza en una zona de formación estelar muy activa. Las estrellas nacen en regiones oscuras y polvorientas del espacio, en su mayoría fuera del alcance de la vista. Pero a medida que las jóvenes estrellas comienzan gradualmente a brillar y logran disipar las capas de material que las rodea, se hacen visibles y crean nubes con un intenso resplandor en la materia circundante conocidas como regiones HII. Las regiones HII se iluminan debido a la interacción de la radiación ultravioleta emitida por las jóvenes y brillantes estrellas, las que se encuentran a altas temperaturas, con las nubes de gas de hidrógeno. Estas regiones pueden medir varios cientos de años-luz de diámetro, y la que rodea al NGC 3603 se distingue por ser la más masiva en nuestra galaxia.

[Noticia completa]   http://observatori.uv.es/images/stories/logos/SpaceScoop%20logo.jpg

 

Un ritmo fascinante: pulsos de luz iluminan un raro agujero negro

10/9/2014 de University of Maryland / Nature

Esta imagen de la galaxia Messier 82 es una combinación de datos del observatorio de rayos X Chandra, el telescopio espacial Hubble y el telescopio espacial Spitzer. El agujero negro de masa intermedia M82 X-1 es el objeto más brillante del recuadro. Crédito: NASA/H. Feng et al.

Esta imagen de la galaxia Messier 82 es una combinación de datos del observatorio de rayos X Chandra, el telescopio espacial Hubble y el telescopio espacial Spitzer. El agujero negro de masa intermedia M82 X-1 es el objeto más brillante del recuadro. Crédito: NASA/H. Feng et al.

Un equipo de astrónomos ha logrado medir con precisión, y por tanto confirmar la existencia, de un agujero negro de unas 400 veces la masa de nuestro Sol, en una galaxia a 12 millones de años-luz de la Tierra. Se trata de un agujero perteneciente a la clase llamada de masa intermedia, cuya existencia hasta ahora era discutida.

Dheeraj Pasham, estudiante graduado de la Universidad de Maryland, estudió los datos del objeto M82 X-1, situado en la galaxia Messier 82, en la constelación de la Osa Mayor, tomados en rayos X por el telescopio espacial  Rossi X-Ray Timing Explorer (RXTE) de NASA. Pasham observó dos destellos repetitivos de luz entre el material que gira alrededor del agujero negro. Los destellos mostraban un patrón rítmico de pulsos de luz, uno produciéndose 5.1 veces por segundo, y el otro 3.3 veces por segundo.

Pasham ha empleado las oscilaciones para estimar que M82 X-1 tiene 428 veces las masa del sol, con un margen de 105 masas solares. No propone una explicación de cómo se forma esta clase de agujeros negros. "Necesitábamos primero confirmar su existencia observacionalmente", afirma. "Ahora los teóricos pueden ponerse a trabajar".

[Noticia completa]

 

Descubren nuevas pistas para determinar el ciclo solar

15/9/2014 de NASA

A composite of 25 separate images from NASA's SDO, spanning one year from April 2012 to April 2013. The image reveals the migration tracks of active regions towards the equator during that period.
Una imagen compuesta de 25 imágenes individuales de SDO de NASA, abarcando un año, desde abril de 2012 hasta abril de 2013. La imagen revela los caminos migratorios de las regiones activas hacia el ecuador durante este periodo. Crédito: NASA/SDO/Goddard

Aproximadamente cada 11 años el Sol sufre un cambio completo de personalidad, de tranquilo y calmado a violentamente activo. La intensidad de la actividad del Sol, conocida como máximo solar, es una época de numerosas manchas solares, enfatizadas por profundas erupciones que envían radiación y partículas solares a grandes distancias por el espacio.

Sin embargo, el calendario del ciclo solar está lejos de ser preciso. Desde que los humanos empezaron a registrar regularmente las manchas solares en el siglo XVII, el tiempo transcurrido entre máximos solares sucesivos ha llegado a ser tan corto como 9 años, o tan largo como 14, lo que hace difícil determinar su causa. Ahora, los investigadores han descubierto un nuevo marcador para trazar el curso del ciclo solar - puntos brillantes en la atmósfera solar que nos permiten observar el constante movimiento de material dentro del sol. Estos marcadores proporcionan un nuevo modo de observar el modo en que los campos magnéticos evolucionan y se mueven por nuestra estrella más cercana. También demuestran que puede ser necesario un importante ajuste de las teorías existentes sobre las causas de este misterioso ciclo.

"Las manchas solares han sido el marcador perenne que nos permite comprender los mecanismos que regulan el interior del sol", afirma  Scott McIntosh, científico espacial del National Center for Atmospheric Research en Boulder, Colorado. "Pero los procesos que crean las manchas solares no son bien comprendidos, y todavía lo son menos los que gobiernan su migración y los que producen su movimiento. Ahora podemos ver que hay puntos brillantes en la atmósfera solar que actúan como boyas ancladas a lo que está ocurriendo abajo a mucha mayor profundidad. Nos ayudan a desarrollar una imagen diferente del interior del sol".

[Noticia completa]

 

Primeros indicios de la presencia de nubes de hielo de agua fuera del Sistema Solar

15/9/2014 de Carnegie Institution

Un equipo de científicos, dirigido por Jacqueline Faherty de Carnegie, ha descubierto las primeras pruebas de nubes de hielo de agua en un objeto fuera de nuestro propio Sistema Solar. Las nubes de hielo de agua existen en nuestros planetas gigantes gaseosos - Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno - pero no han sido vistas fuera de los planetas que están en órbita alrededor de nuestro Sol, hasta ahora.

En el Observatorio de Las Campanas, en Chile, Faherty y sus colaboradores emplearon la cámara del infrarrojo cercano FourStar para detectar la enana marrón más fría jamás estudiada. Sus descubrimientos son el resultado de 151 imágenes tomadas durante 3 días, y combinadas entre sí. El objeto, llamado  WISE J085510.83-071442.5, o W0855 fue observado por primera vez por la misión Wide-Field Infrared Explorer de NASA, y anunciado a principios de este año. Pero no se sabía si podría ser detectado desde instalaciones en tierra.

W0855 es el cuarto sistema más cercano a nuestro Sol, prácticamente el vecino de la puerta de al lado, en términos de distancias astronómicas. Una comparación de las imágenes en el infrarrojo cercano de W0855 con modelos que predicen el contenido de las atmósferas de las enanas marrones mostró indicios de nubes congeladas de sulfuros y agua.

[Noticia completa]

 

Hubble descubre la compañera de una supernova tras dos décadas de búsqueda

15/9/2014 de NASA

This is an artist’s impression of supernova 1993J, which exploded in the galaxy M81. Using the Hubble Space Telescope, astronomers have identified the blue helium-burning companion star, seen at the center of the expanding nebula of debris from the supernova.
Impresión artística de la supernova 1993J, que explotó en la galaxia M81. Empleando el telescopio espacial Hubble, un equipo de astrónomos ha identificado la estrella compañera azul, que quema helio, observada en el centro de la nube en expansión de residuos de la supernova. Crédito: NASA, ESA, G. Bacon (STScI)

Empleando el telescopio espacial Hubble de NASA/ESA, un equipo de astrónomos ha descubierto una estrella compañera de un raro tipo de supernova. El descubrimiento confirma una teoría mantenida durante mucho tiempo que afirma que la supernova, llamada SN 1993J, se produjo dentro de lo que se llama un sistema binario, en el que dos estrellas en interacción causaron una explosión cósmica.

"Es como la escena de un crimen, y finalmente hemos descubierto a la ladrona", afirma Alex Filippenko, profesor de astronomía en la Universidad de California en Berkeley (UC Berkeley). "La estrella compañera robó gran cantidad de hidrógeno antes de que la estrella primaria explotase".

SN 1993 es un ejemplo de supernova de tipo IIb, explosiones estelares inusuales que contienen mucho menos hidrógeno del que se encuentra en una supernova típica. Los astrónomos piensan que la estrella compañera se llevó la mayor parte del hidrógeno que rodeaba a la estrella que explotó, y que continuó brillando como una estrella de helio supercaliente.

"En un sistema binario probablemente es necesario que se pierda la mayor parte de la envoltura de hidrógeno de la estrella primaria antes de la explosión. El problema es que, hasta ahora, las observaciones directas de la estrella compañera predicha han sido muy difíciles de obtener, pues es muy débil en comparación con la propia supernova", afirma el director de la investigación Ori Fox, de UC Berkeley.

[Noticia completa]

 

Gaia descubre su primera supernova

15/9/2014 de ESA

Supernova Gaia14aaa and its host galaxy. Credit: M. Fraser/S. Hodgkin/L. Wyrzykowski/H. Campbell/N. Blagorodnova/Z. Kostrzewa-Rutkowska/Liverpool Telescope/SDSS
La supernova Gaia14aaa y su galaxia nodriza. Crédito: M. Fraser/S. Hodgkin/L. Wyrzykowski/H. Campbell/N. Blagorodnova/Z. Kostrzewa-Rutkowska/Liverpool Telescope/SDSS

Mientras rastreaba el cielo para medir posiciones y movimientos de estrellas de nuestra Galaxia, Gaia ha descubierto su primera explosión estelar en otra galaxia muy, muy lejana.

Este potente suceso, llamado ahora Gaia14aaa, se produjo en una lejana galaxia, a unos 500 millones de años-luz, y se manifestó por el repentino aumento del brillo de la galaxia entre dos observaciones de Gaia separadas por un mes.

Gaia, que empezó su trabajo científico el 25 de julio, rastrea repetidamente el cielo entero, de modo que cada una de las aproximadamente mil millones de estrellas del catálogo final serán examinadas en promedio unas 70 veces durante los próximos cinco años.

"Este tipo de rastreo repetitivo es útil en el estudio de la naturaleza cambiante del cielo", comenta Simon Hodgkin del Institute of Astronomy en Cambridge, UK. Muchas fuentes astronómicas son variables: algunas exhiben un patrón regular, con aumentos y descensos periódicos del brillo, mientras que otras sufren repentinos y dramáticos cambios.

[Noticia completa]

 

Cassini sigue el desarrollo de nubes sobre un mar de Titán

16/9/2014 de JPL

This animated sequence of Cassini images shows methane clouds moving above the large methane sea on Saturn's moon Titan known as Ligeia Mare.
Este gif animado corresponde a la secuencia de imágenes de Cassini que muestra nubes de metano desplazándose sobre un gran mar de metano conocido como Ligeia Mare en la luna Titán de Saturno. Crédito: NASA/JPL-Caltech/Space Science Institute 

La nave espacial Cassini de NASA captó recientemente imágenes de nubes moviéndose sobre los mares de hidrocarburos del norte en la luna Titán de Saturno. Esta actividad meteorológica renovada, considerada tardía por los investigadores, podría señalar finalmente el inicio de las tormentas de verano que hace tiempo predicen los modelos atmosféricos.

Una película que muestra el movimiento de las nubes se puede descargar desde http://www.jpl.nasa.gov/spaceimages/details.php?id=PIA18420 .

La nave espacial Cassini obtuvo las nuevas imágenes a finales de julio, mientras se alejaba de Titán después de un sobrevuelo cercano. Cassini siguió el sistema de nubes desarrollándose y disipándose sobre un gran mar de metano conocido como Ligeia Mare durante más de dos días. Las medidas de los movimientos de las nubes señalan velocidades del viento de entre 11 y 16 km/h.

Durante varios años después de la llegada en 2004 de Cassini al sistema de Saturno los científicos han observado con frecuencia actividad de nubes cerca del polo sur de Titán, que en esa época estaba experimentando el final del verano. Las nubes siguieron observándose mientras llegaba la primavera al hemisferio norte de Titán. Pero desde que una enorme tormenta barriese las latitudes bajas de la helada luna a finales de 2010, sólo se habían observado unas pocas nubes pequeñas en toda la luna. La ausencia de nubosidad ha sorprendido a los investigadores pues las simulaciones por computadora de la circulación atmosférica de Titán predecían que las nubes aumentarían en el norte a medida que se acercase el verano, elevando progresivamente las temperaturas en la atmósfera de la región.

[Noticia completa]

 

Observaciones de Messier 54 muestran que el problema del litio también se da fuera de nuestra galaxia

16/9/2014 de ESO

Esta nueva imagen, obtenida con el telescopio de rastreo del VLT, instalado en el Observatorio Paranal de ESO, en el norte de Chile, muestra el cúmulo globular Messier 54. Se trata de un grupo muy parecido a tantos otros cúmulos, pero éste tiene un secreto. Messier 54 no pertenece a la Vía Láctea, sino que forma parte de una pequeña galaxia satélite, la galaxia enana de Sagitario. Esta diferencia ha permitido a los astrónomos utilizar el Very Large Telescope (VLT) para comprobar si también se encuentran bajos niveles de litio en estrellas que se encuentran fuera de la Vía Láctea.

Esta nueva imagen, obtenida con el telescopio de rastreo del VLT, instalado en el Observatorio Paranal de ESO, en el norte de Chile, muestra el cúmulo globular Messier 54. Se trata de un grupo muy parecido a tantos otros cúmulos, pero éste tiene un secreto. Messier 54 no pertenece a la Vía Láctea, sino que forma parte de una pequeña galaxia satélite, la galaxia enana de Sagitario. Esta diferencia ha permitido a los astrónomos utilizar el Very Large Telescope (VLT) para comprobar si también se encuentran bajos niveles de litio en estrellas que se encuentran fuera de la Vía Láctea. Crédito: ESO

Esta nueva imagen, obtenida con el telescopio de rastreo del VLT, instalado en el Observatorio Paranal de ESO, en el norte de Chile, muestra una vasta colección de estrellas: el cúmulo globular Messier 54. Se trata de un grupo muy parecido a tantos otros cúmulos, pero éste tiene un secreto: Messier 54 no pertenece a la Vía Láctea, sino que forma parte de una pequeña galaxia satélite, la galaxia enana de Sagitario. Esta diferencia ha permitido a los astrónomos utilizar el Very Large Telescope (VLT) para comprobar si también se encuentran bajos niveles de litio en estrellas que no pertenezcan a la Vía Láctea.

Durante más de doscientos años después de su detección, se creyó que Messier 54 era similar a los otros cúmulos de la Vía Láctea. Pero en 1994 se descubrió que, en realidad, estaba asociado a una galaxia separada: la galaxia enana de Sagitario. En realidad se encontraba a una distancia de alrededor de 90.000 años luz, más de tres veces la distancia que separa a la Tierra del centro galáctico.

Ahora, los astrónomos han probado a observar Messier 54 utilizando el VLT con el fin de tratar de resolver uno de los misterios de la astronomía moderna: el problema de litio.

La mayor parte de este elemento químico ligero, el litio, se produjo durante el Big Bang, junto con el hidrógeno y el helio, pero en cantidades mucho menores. Los astrónomos pueden calcular con bastante precisión cuánto litio esperan encontrar en el universo temprano, y de esto pueden deducir cuánto deberían ver en estrellas viejas. Pero los números no coinciden, hay aproximadamente tres veces menos litio en las estrellas de lo esperado. A pesar de varias décadas de trabajo, este misterio sigue sin resolverse.

Hasta ahora sólo había sido posible medir el litio en estrellas de la Vía Láctea. Pero un equipo de astrónomos, dirigido por Alessio Mucciarelli (Universidad de Bolonia, Italia), ha utilizado el VLT para medir cuánto litio hay en una selección de estrellas de Messier 54. Encontraron que los niveles son similares a los de la Vía Láctea. Así que, independientemente de cuál sea la causa de esa ausencia de litio, parece no ser exclusiva de la Vía Láctea.

[Noticia completa]   http://observatori.uv.es/images/stories/logos/SpaceScoop%20logo.jpg

 

La "J" marca el lugar para el aterrizaje de la sonda de Rosetta

16/9/2014 de ESA

Philae’s primary landing site
La cruz señala la posición primaria de aterrizaje, llamada posición J, para la sonda Philae sobre el cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko. Crédito: ESA

La sonda Philae de Rosetta apuntará a la posición J, una intrigante región del cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko que ofrece un potencial científico único, con atisbos de actividad cerca, y un riesgo mínimo para la sonda en comparación con los otros lugares candidatos.

La posición J se encuentra en la 'cabeza' del cometa, un mundo de forma irregular que sólo tiene 4 km de tamaño en su dimensión más ancha. La decisión de elegir el lugar J como destino primario fue unánime. La posición de reserva, la C, se encuentra en el 'cuerpo' del cometa.

Está previsto que la sonda de 100 kg alcance la superficie el 11 de noviembre, realizando allí medidas detalladas para caracterizar el núcleo in situ, de un modo totalmente sin precedentes.

Elegir un lugar adecuado no ha sido una tarea fácil. "Como hemos visto en recientes imágenes cercanas, el cometa es un mundo bello pero dramático; es científicamente interesante pero su forma lo convierte en un reto para las operaciones", afirma Stephan Ulamec, del Centro Aeroespacial Alemán DLR. "Ninguno de los lugares de aterrizaje candidatos cumple todos los criterios de operación al 100%, pero el lugar J es claramente la mejor solución".

[Noticia completa]

 

Un meteorito marciano añade más datos sobre la posibilidad de la vida en Marte

16/9/2014 de The University of Manchester

Is there life on Mars? Image credit : NASA/JPL/MSSS
¿Hay vida en Marte? Crédito: NASA/JPL/MSSS

Un diminuto fragmento de meteorito marciano de 1300 millones de años de edad está contribuyendo a apoyar la posibilidad de que hubiera vida en Marte, según un equipo de científicos.

Mientras investigaba el meteorito, conocido como Nakhla, el Dr. Elias Chatzitheodoridis de la Universidad Técnica Nacional de Atenas encontró una formación inusual incrustada a gran profundidad en la roca.

"En muchos aspectos se asemejaba a una célula biológica fosilizada de la Tierra, pero era intrigante porque sin duda alguna procedía de Marte. Nuestras investigaciones indican que probablemente no era una célula pero sí algo que contuvo agua en el pasado, agua que habría sido calentada, probablemente como resultado del impacto de un asteroide", afirma el profesor Ian Lyon de la Universidad de Manchester.

Estos descubrimientos son importantes porque añaden más indicios a favor de que, bajo la superficie, Marte proporciona todas las condiciones para que la vida se formara y evolucionara. También contribuye a reforzar la idea de que grandes asteroides chocaron contra Marte en el pasado, produciendo campos hidrotermales de larga duración que podían mantener vida incluso en épocas posteriores, si es que la vida llegó a aparecer allí.

[Noticia completa]

 

Descubren las fuerzas que mantienen unido un asteroide cercano a la Tierra que desafía la gravedad

17/9/2014 de The University of Tennessee (UT) / Nature

asteroid 1950 DA. Photo credit: NASA
Asteroide 1950 DA. Crédito: NASA

Investigadores de  UT han realizado un novedoso descubrimiento que podría potencialmente proteger al mundo de futuras colisiones con asteroides.

El equipo estudió el asteroide cercano a la Tierra 1950 DA, y ha descubierto que el cuerpo, que gira tan rápido que desafía la gravedad, se mantiene de una pieza gracias a fuerzas cohesivas llamadas de Van der Waals, que nunca antes habían sido detectadas en un asteroide.

"Hemos descubierto que 1950 DA gira más rápido que el límite debido a su densidad por encima del cual se rompería", afirma Ben Rozitis. "Así que si solamente la gravedad estuviera manteniendo de una pieza este montón de escombros, como se asume generalmente, se despedazaría. Por tanto, otras fuerzas cohesivas entre partículas deben de estar manteniéndolo de una pieza".

Esta investigación muestra algunas técnicas que no conviene usar para protegernos de futuras colisiones con asteroides. Ahora sabemos, por ejemplo, que un proyectil que desplegara un objeto masivo que chocase contra el asteroide aumentaría los efectos del impacto. Esta técnica podría desestabilizar las fuerzas cohesivas que mantienen unido al asteroide, haciendo que se rompiera en varios asteroides que seguirían dirigiéndose hacia la Tierra, amenazándola.

[Noticia completa]

 

219 millones de estrellas: un detallado catálogo de la Vía Láctea visible

17/9/2014 de Royal Astronomical Society

A density map of part of the Milky Way disk, constructed from IPHAS data. The axes show galactic latitude and longitude, coordinates that relate to the position of the centre of the galaxy. The mapped data are the counts of stars detected in i, the longer (redder) wavelength broad band of the survey, down to a faint limit of 19th magnitude. Although this is just a small section of the full map, it portrays in exquisite detail the complex patterns of obscuration due to interstellar dust. Credit: Hywel Farnhill, University of Hertfordshire.
Un mapa de densidad del disco de la Vía Láctea, construido con datos de IPHAS. Los ejes corresponden a la latitud y la longitud galácticas, coordenadas relacionadas con la posición del centro de la galaxia. Aunque se trata de solo una pequeña porción del mapa completo, retrata con detalle exquisito los complejos patrones de oscurecimiento debidos al polvo interestelar. Crédito: Hywel Farnhill, University of Hertfordshire.

Un nuevo catálogo de la parte visible del norte de nuestra Galaxia, la Vía Láctea, incluye no menos de 219 millones de estrellas. Geert Barentsen, de la Universidad de Hertfordshire, dirigió un equipo que ha construido el catálogo durante un programa de diez años, usando el telescopio Isaac Newton Telescope de La Palma, en las Islas Canarias.

Desde lugares con cielos oscuros de la Tierra, la Vía Láctea aparece como una resplandeciente banda que cruza el cielo. Para los astrónomos se trata del disco de nuestra propia galaxia, un sistema que abarca 100 000 años-luz, visto de canto desde nuestra posición en órbita alrededor del Sol. El disco contiene la mayoría de las estrellas de la Galaxia, incluyendo el Sol, y las concentraciones más densas de polvo y gas.

A simple vista cuesta distinguir objetos individuales en esta abarrotada región del cielo, pero el espejo de 2.5m del INT permitió a los científicos resolver y cartografiar 219 millones de estrellas diferentes. El programa del INT cartografió todas las estrellas más brillantes que la magnitud 20, o 1 millón de veces más débiles de las que pueden ser vistas con el ojo humano.

Empleando el catálogo, los científicos han construido un mapa extraordinariamente detallado del disco de la Galaxia que muestra cómo cambia la densidad de estrellas, proporcionándoles nuevos y claros datos sobre la estructura de este vasto sistema de estrellas, gas y polvo.

[Noticia completa]

 

El observatorio de rayos X Chandra encuentra un planeta que hace que su estrella se comporte engañosamente como si fuera vieja

17/9/2014 de Chandra

WASP-18

Ilustración artística de la estrella WASP-18 y su planeta WASP-18b. El planeta gigante parece estar debilitando el campo magnético de la estrella. Las intensas fuerzas de marea provocadas por el planeta supuestamente están cambiando la estructura interna de la estrella.  Crédito: Rayos X: NASA/CXC/SAO/I.Pillitteri et al; Óptico: DSS; Ilustración: NASA/CXC/M.Weiss

Un nuevo estudio realizado con datos del observatorio de rayos X Chandra de NASA ha demostrado que un planeta está haciendo que la estrella a la que orbita se comporte como si fuera mucho más vieja de lo que es realmente. Este descubrimiento muestra que un planeta masivo puede afectar al comportamiento de su estrella nodriza.

La estrella, WASP-18, y su planeta, WASP-18b, están situados a unos 330 años-luz de la Tierra. WASP-18b tiene una masa de unas 10 veces la masa de Júpiter, y completa una órbita alrededor de su estrella en menos de 23 horas, colocando a WASP-18b en la categoría de 'jupiteres calientes' de los exoplanetas, o planetas situados fuera de nuestro sistema solar.

WASP-18b es el primer ejemplo conocido de un planeta en órbita que ha causado que su estrella, que tiene aproximadamente la masa de nuestro sol, muestre características típicas de una estrella vieja.

La estrellas más jóvenes tienden a ser más activas, exhibiendo campos magnéticos más potentes, grandes fulguraciones, y una emisión en rayos X más intensa que sus contrapartidas más viejas. La actividad magnética, fulguraciones y emisión de rayos X están relacionadas con la rotación de la estrella, que generalmente decae con la edad. Sin embargo, cuando los astrónomos echaron una larga mirada con Chandra a WASP-18 no detectaron rayos X. Empleando relaciones conocidas entre la actividad magnética y la emisión en rayos X de las estrellas, así como su edad real, los investigadores determinaron que WASP-18 es unas 100 veces menos activa de lo que debería.

"Pensamos que el planeta está haciendo envejecer a la estrella creando caos en su interior", afirma el coautor Scott Wolk del Harvard-Smithsonian Center for Astrophysics en Cambridge, Massachusetts.

[Noticia completa]

 

ALMA demuestra los violentos orígenes de las galaxias de disco

17/9/2014 de ESO

Cada uno de los coloridos objetos de esta imagen ilustra una de las 30 fusiones de galaxias. Los contornos de las galaxias individuales indican la dispersión del monóxido de carbono, mientras que el color representa el movimiento del gas. El gas que se aleja de nosotros aparece rojo mientras que el color azul muestra el gas que se aproxima. Los contornos, junto con la transición del rojo al azul, indican un disco gaseoso que está girando sobre el centro de la galaxia.
Cada uno de los coloridos objetos de esta imagen ilustra una de las 30 fusiones de galaxias. Los contornos de las galaxias individuales indican la dispersión del monóxido de carbono, mientras que el color representa el movimiento del gas. El gas que se aleja de nosotros aparece rojo mientras que el color azul muestra el gas que se aproxima. Los contornos, junto con la transición del rojo al azul, indican un disco gaseoso que está girando sobre el centro de la galaxia. Crédito: ALMA (ESO/NAOJ/NRAO)/SMA/CARMA/IRAM/J. Ueda et al.

Durante décadas, los científicos han creído que las fusiones de galaxias suelen dar lugar a la formación de galaxias elípticas. Ahora, por primera vez, utilizando ALMA y un gran número de radiotelescopios, los investigadores han hallado evidencias directas de que la fusión de galaxias puede formar galaxias de disco, y que este resultado es, en realidad, bastante común. Este sorprendente resultado podría explicar por qué hay tantas galaxias espirales como la Vía Láctea en el universo.

Un grupo internacional de investigación, dirigido por Junko Ueda, investigador postdoctoral en la Japan Society for the Promotion of Science, (sociedad japonesa para la promoción de la ciencia), ha hecho un sorprendente hallazgo al observar que la mayoría de las colisiones de galaxias en el universo cercano — a una distancia de entre 40 y 600 millones de años luz de la Tierra — dan lugar a las denominadas galaxias de disco. Las galaxias de disco — incluyendo las galaxias espirales como la Vía Láctea y las galaxias lenticulares — se definen por regiones en forma de rosca formadas por polvo y gas, y son distintas de la categoría de galaxias elípticas.

Durante algún tiempo, fue ampliamente aceptado que la fusión de galaxias de disco acabaría formando una galaxia de forma elíptica. Mientras tienen lugar estas violentas interacciones, las galaxias no sólo ganan masa a medida que se funden o canibalizan la una a la otra, sino que también cambia su forma a través del tiempo cósmico y, por lo tanto, cambian de tipo durante el proceso.

Para identificar con observaciones la forma final de las galaxias después de las fusiones, el grupo estudió la distribución de gas en 37 galaxias que se encuentran en sus etapas finales de fusión. ALMA (Atacama Large Millimeter/sub-millimeter Array) y varios radiotelescopios fueron utilizados para observar la emisión de monóxido de carbono (CO), un indicador de gas molecular.

La investigación de este equipo supone el estudio más grande de gas molecular en galaxias llevado a cabo hasta la fecha y proporciona una visión única de cómo podría haberse formado la Vía Láctea. Su estudio reveló que casi la totalidad de las fusiones muestran áreas de gas molecular en forma de rosco y, por tanto, son galaxias de disco en formación. Tal y como explica Ueda, "por primera vez hay evidencia observacional sobre el hecho de que la fusión de galaxias pueda dar lugar a galaxias de disco. Este es un paso importante e inesperado hacia la comprensión del misterio del nacimiento de las galaxias de disco".


[Noticia completa]

 

Nuevos mapas de la Vía Láctea ayudan a resolver un difícil misterio del material interestelar

18/9/2014 de Johns Hopkins University / Science

Relative strengths of observed diffuse interstellar bands
Las bandas interestelares difusas (líneas blancas), de origen interestelar, fueron registradas por primera vez en placas fotográficas de espectros de estrellas lejanas por la astrónoma Mary Lea Heger. Crédito: P. Jenniskens, F.-X. Desert. PD-LAYOUT; PD-USGOV-NASA / Wikipedia

Un equipo internacional de profesores, incluyendo a una profesora de Johns Hopkins, ha producido nuevos mapas del material situado entre las estrellas de la Vía Láctea. Los resultados deberían ayudar a los astrónomos a resolver un rompecabezas sobre el polvo estelar que les ha burlado durante casi un siglo.

Los investigadores afirman que su trabajo muestra un nuevo modo de descubrir la posición y, eventualmente, la composición del medio interestelar, el material que se encuentra en los enormes espacios que separan los sistemas estelares de una galaxia. Este material incluye el polvo y el gas compuesto de átomos y moléculas que quedan cuando una estrella muere. El material también proporciona los ladrillos para formar nuevas estrellas y planetas.

Los investigadores se han centrado en particular en una característica misteriosa de la luz de las estrellas, llamada bandas difusas interestelares, o DBIs de su nombre en inglés. Una estudiante graduada fotografió la luz de estrellas lejanas, descubriendo estas bandas oscuras en 1922. Desde entonces, los científicos han identificado más de 400 de estas bandas difusas interestelares, pero los materiales que producen dichas bandas y su posición precisa han permanecido en el misterio.

Ahora el proyecto  Radial Velocity Experiment (RAVE) ha producido mapas con datos espectroscópicos de 500 000 estrellas. El gran tamaño de estos mapas permite a los científicos determinar la distancia al material que produce DIBs y, por tanto, a cómo se distribuye por la Galaxia la Vía Láctea. Los mapas demuestran que las moléculas complejas que se cree que son las responsables de las DBIs están distribuidas de modo diferente a como lo está otro componente del medio interestelar, las partículas sólidas conocidas como polvo, también rastreadas por el estudio RAVE.

[Noticia completa]

 

Nave espacial de NASA dirigida a Marte, lista para su inserción en órbita el próximo 21 de septiembre

18/9/2014 de NASA

This artist concept depicts the process of orbital insertion of NASA’s Mars Atmosphere and Volatile Evolution (MAVEN) spacecraft. Image Credit: NASA/GSFC
Esta ilustración artística muestra el proceso de inserción orbital de la nave espacial Mars Atmosphere and Volatile Evolution (MAVEN) de NASA. Crédito: NASA/GSFC

La nave espacial Mars Atmosphere and Volatile Evolution (MAVEN) de NASA se está aproximando a su inserción en órbita marciana prevista para el 21 de septiembre, después de completar un viaje interplanetario de 10 meses recorriendo 711 millones de kilómetros.

La maniobra de inserción tendrá inicio con el breve encendido de seis pequeños propulsores para estabilizar la nave. Los motores se encenderán y funcionarán durante 33 minutos para frenar la nave, permitiendo que se coloque en una órbita elíptica con un periodo de 35 horas.

Después de su inserción en órbita, MAVEN empezará una fase de pruebas de 6 semanas que incluye colocar la nave en su órbita definitiva y comprobar sus instrumentos. Después MAVEN empezará su misión primaria de un año terrestre para medir la composición, estructura y escape de los gases de la alta atmósfera de Marte y su interacción con el sol y el viento solar.

[Noticia completa]

 

La galaxia más pequeña conocida con un agujero negro supermasivo

18/9/2014 de The University of Utah / Nature

This Hubble Space telescope image shows the gargantuan galaxy M60 in the center, and the ultracompact dwarf galaxy M60-UCD1 below it and to the right, and also enlarged as an inset.
Esta imagen del telescopio espacial Hubble muestra la gigantesca galaxia M60 en el centro, y la galaxia enana ultracompacta M60-UCD1 debajo y hacia la derecha, también ampliada en el recuadro. M60-UCD1 es la galaxia más pequeña conocida que se sabe que alberga un agujero negro supermasivo en su centro, sugiriendo que la galaxia enana fue inicialmente mucho mayor pero perdió sus capas más exteriores arrancadas por la fuerza de gravedad de M60 a lo largo de miles de millones de años. Crédito: NASA/Space Telescope Science Institute/European Space Agency

El astrónomo Anil Seth de la Universidad de Utah, junto con un equipo internacional de colaboradores, ha descubierto que una galaxia enana ultracompacta alberga un agujero negro supermasivo, siendo la galaxia más pequeña conocida que contiene un objeto tan masivo. El descubrimiento sugiere que los agujeros negros enormes pueden ser más comunes de lo que se pensaba.

Los astrónomos emplearon el telescopio óptico e infrarrojo de 8 m Gemini North, en la cumbre de Mauna Kea, Hawái, e imágenes tomadas por el telescopio espacial Hubble, para descubrir que una pequeña galaxia llamada M60-UCD1 posee un agujero negro con una masa igual a la de 21 millones de soles, un asombroso 15% de la masa total de la galaxia enana.

Su descubrimiento sugiere que muchas otras galaxias enanas ultracompactas probablemente alberguen también agujeros negros supermasivos, y que esas enanas pueden ser los restos de galaxias mayores que fueron destruidas durante colisiones con otras galaxias.

"No sabemos de qué otro modo puede crearse un agujero negro tan grande en un objeto tan pequeño", afirma Seth. "Hay muchas galaxias enanas ultracompactas similares, y entre todas pueden contener tantos agujeros negros supermasivos como los que hay en los centros de las galaxias normales".

[Noticia completa]

 

Estudian el misterio de explosiones celestes que duran horas

18/9/2014 de University of Leicester

Científicos de la Universidad de Leicester han arrojado luz sobre el origen de los llamados "estallidos de rayos gamma ultralargos". "Los estallidos de rayos gamma (o GRB, de su nombre en inglés) son las explosiones más potentes del universo", explica el Dr. Phil Evans, director del estudio. "Pero también duran poco, normalmente, entre unos pocos segundos y decenas de minutos. Sin embargo, se ha descubierto que un pequeño número de ellos continúa durante más tiempo. GRB 130925A, que fue el primero que estudiamos en nuestro trabajo, ¡duró 5 horas!".

Los estallidos de rayos gamma se producen cuando una estrella masiva colapsa convirtiéndose en un agujero negro. El satélite estadounidense/británico/italiano Swift, que detectó su estallido de rayos gamma número 900 la semana pasada, fue diseñado para estudiar este fenómeno.

El profesor Julian Osborne, director del equipo Swift de Leicester, señala: "Swift nos ha proporcionado un conjunto de datos muy rico, permitiéndonos comparar el GRB 130925A con GRB normales. Demostramos que los estallidos ultralargos pueden explicarse si el espacio de su alrededor posee mucho menos gas que el que rodea a los GRB normales. Eso significa que el tipo de estrella que colapsó fue probablemente una supergigante azul, que expulsa menos material durante la época central de su vida que otras estrellas más compactas, que normalmente provocan GRB".

[Noticia completa]

 

Miranda: una luna helada deformada por el calor producido por las mareas

19/9/2014 de The Geological Society of America

Mosaic of southern hemisphere of Miranda, the innermost regular satellite of Uranus, with radius of 236 km. Projection is orthographic, centered on the south pole. Visible from left to right are Elsinore, Inverness, and Arden coronae

Mosaico del hemisferio sur de Miranda, el satélite regular más cercano a Urano, cuyo radio es de 236 km. La proyección es ortográfica, centrada en el polo sur. Visibles de izquierda a derecha están las coronas Elsinore, Inverness y Arden. Crédito: NASA/Jet Propulsion Laboratory/Ted Stryk

Miranda, una pequeña y helada luna de Urano, es uno de los cuerpos visualmente más impresionantes y enigmáticos del sistema solar. A pesar de su tamaño relativamente pequeño, Miranda parece haber experimentado un episodio de intensa renovación de la superficie que resultó en la formación de por lo menos tres notables y únicas formaciones superficiales, regiones con forma de polígonos llamadas coronas.

Estas coronas son visibles en el hemisferio sur de Miranda, y cada una tiene por lo menos 200 km de ancho. La mayor de ellas, la corona Arden, tiene acantilados y surcos con hasta 2 km de relieve. La corona Elsinore posee un cinturón exterior de aproximadamente 80 km de ancho, es relativamente suave y se eleva sobre el terreno circundante unos 100 m. La corona Inverness tiene forma de trapezoide con una gran banda brillante en forma de V en su centro. La nave Voyager 2 nunca tomó imágenes del hemisferio norte de Miranda, así que se desconoce la existencia de otras coronas adicionales.

Empleando modelos numéricos Noah Hammond y Amy Barr han demostrado que las coronas se formaron probablemente por convección en el manto helado de Miranda. La energía interna responsable de la convección posiblemente procede de un calentamiento por mareas. El calentamiento debido a las mareas se habría originado cuando Miranda se encontraba en una órbita excéntrica, acercándose y alejándose de Urano. Esto produjo que las fuerzas de marea de Urano variaran, estirando y contrayendo periódicamente Miranda y generando calor por fricción en su capa de hielo.

[Noticia completa]

 

Las colisiones entre enanas blancas y estrellas de neutrones explican las supernovas más solitarias

19/9/2014 de The University of Warwick

This high velocity system can then escape its galaxy, and if the binary system survives the kick, the white dwarf and neutron star will merge causing the explosive transient
Ilustración artística de la fusión entre una estrella enana blanca y una estrella de neutrones de un sistema estelar binario, expulsado de su galaxia nodriza por la explosión de supernova que originó la estrella de neutrones. Crédito: The University of Warwick

Un equipo de investigadores dirigido por astrónomos y astrofísicos de la Univesidad de Warwick ha descubierto que algunas de las supernovas más solitarias del Universo son probablemente creadas por las colisiones entre estrellas enanas blancas y estrellas de neutrones.

"En nuestro trabajo examinamos lo que se llama 'transientes ricos en calcio', comenta el Dr Joseph Lyman. "Son explosiones luminosas que duran semanas, pero no son tan brillantes como las supernovas tradicionales, lo que las hace difíciles de descubrir y de estudiar en detalle".

Los estudios anteriores han demostrado que el calcio constituye hasta la mitad del material expulsado en estas explosiones, comparado con sólo una diminuta fracción en las supernovas normales. Ello significa que estos curiosos eventos pueden ser de hecho los principales productores de calcio de nuestro universo.

"Uno de los aspectos más extraños es que parecen explotar en lugares inusuales", comenta el Dr. Lyman. "Una gran fracción de estas explosiones se produce a enormes distancias de sus galaxias, en lugares donde el número de estrellas es minúsculo". Las observaciones profundas realizadas en este trabajo descartan la presencia de galaxias enanas o cúmulos globulares poco brillantes en los lugares donde se han producido los ejemplos más cercanos a la Tierra. 

"Proponemos que estos sistemas han sido expulsados de su galaxia. Un buen escenario es aquél en el que una enana blanca y una estrella de neutrones están juntas formando un sistema binario. La estrella de neutrones se forma cuando una estrella masiva explota como supernova. El mecanismo de la explosión de supernova hace que la estrella de neutrones resulte impulsada a velocidades muy altas (cientos de kilómetros por segundo). Este sistema a gran velocidad puede escapar de su galaxia, y si el sistema binario sobrevive al empujón, la enana blanca y la estrella de neutrones se fusionarán causando el transiente explosivo".

[Noticia completa]

 

La Tierra primitiva, menos infernal de lo que se pensaba

19/9/2014 de Vanderbilt University

Images of a collection of Icelandic zircons taken with a scanning electron microscope. They range in size from a tenth of a millimeter to a few thousands of a millimeter. (Tamara Carley / Vanderbilt)
Imágenes de una colección de zircones islandeses tomada con un microscopio electrónico de barrido. Varían en tamaño desde una décima de milímetro a unas pocas milésimas de milímetro. Crédito: Tamara Carley / Vanderbilt 

Las condiciones en la Tierra  presentes durante los primeros 500 millones de años después de su formación pueden haber sido sorprendentemente parecidas a las de hoy en día, incluyendo océanos, continentes y placas de la corteza activas.

Esta imagen alternativa del primer eón geológico de la Tierra,  llamado Hadeano o Hádico, ha ganado un nuevo apoyo sustancial después de la primera comparación detallada de cristales de zircón que se formaron hace más de cuatro mil millones de años con los contemporáneos formados en Islandia, lugar que ha sido propuesto como un posible análogo geológico de la Tierra primitiva.

Desde principios del siglo XX hasta la década de los 80 los geólogos estaban en general de acuerdo con que las condiciones durante el periodo Hadeano fueron absolutamente hostiles para la vida. La incapacidad de encontrar formaciones de rocas de ese periodo condujo a concluir que la Tierra primitiva era infernalmente caliente, bien completamente fundida o sujeta a un bombardeo tan intenso de asteroides que las rocas que se formaban se volvían a fundir rápidamente. Imaginaban la superficie de la Tierra como cubierta por un gigantesco "océano de magma".

Pero esta percepción empezó a cambiar hace unos 30 años, cuando se descubrieron los cristales de zircón (un mineral típicamente asociado con el granito) cuyas edades excedían los 4 mil millones de años. Ahora, Tamara Carley y su equipo de colaboradores han analizado unos 1000 cristales de zircón, comparando con resultados de análisis de zircones del Hadeano y zircones de otros ambientes modernos.

"Hemos descubierto que los zircones de Islandia son muy diferentes de los cristales formados en otros lugares de la Tierra moderna. También hemos observado que se formaron en magmas que son notablemente diferentes de aquéllos en los que se formaron los zircones hadeanos", afirma Carley. Lo más importante, su análisis demuestra que los zircones islandeses se formaron en magmas mucho más calientes que los zircones hadeanos. Aunque el agua de la superficie jugó un importante papel en la generación tanto de cristales islandeses como hadeanos, en el caso islandés el agua era extremadamente caliente cuando interactuó con las rocas originales mientras que las interacciones entre agua y roca en el hadeano se produjeron a temperaturas significativamente más bajas. "Los zircones hadeanos se formaron en magmas muy parecidos a los que se forman en las zonas de subducción modernas, pero aparentemente incluso más "fríos" y "húmedos" que los que se forman hoy en día.

[Noticia completa]

 

Las últimas medidas del experimento AMS desvelan nuevos territorios en el flujo de los rayos cósmicos

19/9/2014 de CERN

AMS at ISS
El experimento AMS instalado en la Estación Espacial Internacional. Crédito: NASA

La colaboración Alpha Magnetic Spectrometer (AMS) ha presentado sus últimos resultados. Están basados en el análisis de 41 mil millones de partículas detectadas con el detector espacial AMS de la Estación Espacial Internacional. Los resultados proporcionan nuevos datos sobre la naturaleza del misterioso exceso de positrones observado en el flujo de rayos cósmicos.

Los rayos cósmicos son partículas comunes en el Universo. Consisten principalmente en protones y electrones, pero también hay muchos otros tipos de partículas, incluyendo positrones, que viajan por el espacio. Los positrones son la contrapartida en la antimateria de los electrones, con la misma masa pero carga eléctrica opuesta. La presencia de algunos positrones en el espacio puede ser explicada por colisiones de rayos cósmicos, aunque este fenómeno sólo produciría una diminuta parte de antimateria en todo el espectro de rayos cósmicos. Dado que la antimateria es extremadamente rara en el universo, cualquier exceso de antimateria registrado en el flujo de rayos cósmicos energéticos indica la existencia de una nueva fuente de positrones.

El experimento AMS es capaz de estudiar el flujo de rayos cósmicos con precisión sin precedentes, y en los resultados presentados ahora el equipo de investigadores muestra datos nuevos correspondientes a energías nunca antes captadas. La colaboración AMS ha analizado 41 mil millones de rayos cósmicos primarios entre los cuales unos 10 millones han sido identificados como electrones y positrones. La distribución de estos sucesos en el rango de energías entre 0.5 GeV a 500 GeV muestra un incremento de positrones a partir de los 8 GeV que no tienen una región preferente de procedencia en el espacio. La energía a partir de la cual la fracción de positrones ya no crece más ha sido medida en 275±32 GeV.

Este ritmo de decrecimiento a partir de los 275 GeV es muy importante para los físicos, pues puede ser un indicador de que el exceso de positrones es la firma de partículas de materia oscura aniquilándose y formando parejas de electrones y positrones. AMS también ha anunciado la detección de un cambio de comportamiento tanto en el flujo de electrones como en el de positrones a unos 30 GeV. En particular, entre los 20 GeV y 200 GeV, el ritmo de cambio del flujo de positrones es sorprendentemente mayor que el de los electrones. Se trata de un resultado muy importante para comprender mejor el origen de los electrones y positrones de los rayos cósmicos, y podría ser señal de un fenómeno desconocido.

[Noticia completa]

 

Los "jupiteres calientes" provocan el bamboleo de sus propios soles

22/9/2014 de Cornell University / Science

alt
Los "jupiteres calientes" (grandes planetas gaseosos de fuera de nuestro sistema solar) pueden hacer que sus soles se tambaleen al ponerse en órbita muy cerca de ellos. Crédito: Cornell University

Echen la culpa a los "jupiteres calientes". Estos grandes exoplanetas (planetas fuera de nuestro sistema solar) gaseosos pueden hacer que sus soles se tambaleen después de ponerse en camino por sus propios sistemas solares para ponerse en órbita muy cerca de sus soles, según un nuevo estudio de Cornell publicado en la revista Science.

"Aunque la masa del planeta es sólo una milésima parte de la masa del Sol, las estrellas de estos sistemas solares pueden ser afectadas por estos planetas haciendo que se comporten de un modo alocado", afirma Dong Lai, profesor de astronomía de Cornell.

En nuestro sistema solar el eje de rotación del Sol está aproximadamente alineado con el eje orbital de todos los planetas. El eje orbital es perpendicular al plano en el que los planetas giran alrededor del Sol. En sistemas solares con jupiteres calientes, las observaciones recientes han revelado que el eje orbital de estos planetas está desalineado con el eje de rotación de sus estrellas. En los últimos años, esta desalineación entre el giro y la órbita de la estrella y los planetas ha intrigado a los astrónomos.

Los jupiteres calientes, grandes planetas gaseosos que se encuentran en otros sistemas solares de todo el universo - vagan procedentes de lugares muy lejanos hasta ponerse en órbita extraordinariamente cerca de sus propios soles. Por lo que saben hasta ahora los astrónomos, esto sólo ocurre en sistemas binarios de estrellas. Simulando la dinámica de estos exóticos sistemas planetarios, los astrónomos de Cornell han demostrado que cuando el planeta de tipo Júpiter se acerca a la estrella, puede obligar a que el eje de giro de la estrella preceda (es decir, a que cambie de orientación el eje de rotación), de manera muy parecida a lo que le ocurre a una peonza.

[Noticia completa]

 

La estrella más pobre en metales remite a las primeras supernovas del Universo

22/9/2014 de Kavli IPMU

SMSS J0313-6708 was revealed to be an iron-poor star by the SkyMapper telescope and the follow-up spectroscopic observations. (Image: by Anglo-Australian Observatory (AAO) in 1989. CAI/Paris – provided by CDS image server, Aladin: Bonnarel F., et al. Astron. Astrophys., Suppl. Ser., 143, 33-40 (2000))
Se descubrió que SMSS J0313-6708 es una estrella muy pobre en hierro con el telescopio SkyMapper y las  observaciones espectroscópicas que siguieron. Crédito: Anglo-Australian Observatory (AAO)

Un equipo de investigadores dirigido por Miho N. Ishigaki,de Kavli IPMU, The University of Tokyo, señala que la abundancia de elementos encontrada en la estrella más pobre en hierro puede ser debida a que se trate de elementos expulsados por las explosiones como supernova de las primeras estrellas del universo. Su estudio teórico reveló que entre las primeras estrellas había estrellas masivas, varias decenas de veces mayores que el Sol. La presencia de estas estrellas masivas posee importantes consecuencias para la teoría de formación de estrellas en ausencia de elementos pesados.

Las estrellas pobres en hierro proporcionan datos sobre el universo más temprano en el que se formó la primera generación de estrellas y galaxias. El descubrimiento reciente de la estrella más pobre en hierro, llamada SMSS J031300.36-670839.3 (SMSS J0313-6708), fue una gran noticia a principios de 2014, especialmente para los astrónomos que trabajan en lo que se llama "arqueología galáctica".

Cuando empezó el Universo, sólo existían elementos ligeros como hidrógeno y helio. A medida que estas primeras estrellas alcanzaban el final de sus cortas pero frenéticas vidas, el Universo se enriquecía con elementos pesados, que son esenciales para formar los materiales que encontramos en la Tierra, incluyendo a los humanos. Por tanto, las estrellas pobres en hierro son mucho más viejas que el Sol, y nacieron cuando el Universo sólo contenía trazas de elementos pesados.

"Recibimos la noticia sobre la estrella más pobre en hierro con gran interés" comenta Ken’ichi Nomoto de Kavli IPMU, "ya que esta estrella podría ser el registro fósil más antiguo y podría darnos información sobre la naturaleza desconocida de las primeras estrellas". Las explosiones de supernova de las primeras estrellas expulsaron elementos pesados que ayudaron a la formación de las siguientes generaciones de estrellas y galaxias.

Debido a su inusual composición química, algunos astrofísicos han especulado que SMSS J0313-6708 nació del gas enriquecido por una de las primeras estrellas, con una masa 60 veces la del Sol, y que sintetizó un poco de calcio.

Este nuevo trabajo de investigación ha concluido que SMSS J0313-6708 fue una estrella que sufrió una clase especial de explosión de supernova, en la que la mayor parte del material regresa al centro de la explosión, quedando una estrella con poco calcio, nada de hierro y la alta concentración de carbono observadas en SMSS J0313-6708.

[Noticia completa]

 

Trajes espaciales que serán como una segunda piel

22/9/2014 de MIT

The MIT BioSuit, a skintight spacesuit that offers improved mobility and reduced mass compared to modern gas-pressurized spacesuits.
El BioSuit de MIT, un traje espacial como una segunda piel que ofrece mejor movilidad y peso reducido comparado con los modernos trajes espaciales presurizados con gas. Crédito: Jose-Luis Olivares/MIT

Para los futuros astronautas, el proceso de vestirse será algo así: en lugar de introducirse dentro de un abultado traje presurizado con gas, una astronauta podría ponerse una ligera prenda elástica con un dibujo de líneas curvadas como músculos. Entonces se conectaría a la corriente eléctrica de la nave que activaría los dibujos para que se contrajesen y, esencialmente, pegaran la prenda a todo su cuerpo.

El traje presurizado y pegado no sólo protegería a la astronauta, sino que le proporcionaría mucha más libertad de movimiento durante la exploración de planetas. Para quitarse el traje tendría simplemente que hacer un poco de fuerza, lo que devuelve el traje a su versión más suelta.

Ahora los investigadores de MIT están un paso más cerca de construir un traje espacial activo, "segunda piel", como el descrito. Dava Newman, profesora de sistemas aeronáuticos y astronáuticos y de ingeniería del MIT, y sus colaboradores, han creado prendas de compresión activa que incorporan pequeña bobinas con forma de muelles que se contraen en respuesta al calor. Las bobinas están hechas en una aleación que recuerda la forma, un tipo de material que "recuerda" una forma determinada y al ser doblado o deformado puede regresar a su forma original cuando es calentado.

[Noticia completa]

 

Galaxias monstruosas que ganan peso comiendo a sus vecinas más pequeñas

22/9/2014 de  International Centre for Radio Astronomy Research (ICRAR)

galaxias en fusión por GAMA Survey
Galaxias en proceso de fusión, observadas dentro del proyecto Galaxy and Mass Assembly (GAMA). Crédito: ICRAR

Las galaxias masivas del Universo han dejado de crear sus propias estrellas y, en cambio, están alimentándose de galaxias cercanas, según una nueva investigación realizada por científicos australianos.

Los astrónomos miraron más de 22 mil galaxias, encontrando que las más pequeñas eran muy eficientes a la hora de crear estrellas a partir de gas, mientras que las más masivas eran mucho menos eficientes en la formación por sí mismas de estrellas nuevas, y en cambio crecían comiendo otras galaxias.

"Todas las galaxias empiezan siendo pequeñas y crecen recolectando gas, convirtiéndolo de modo eficiente en estrellas", afirma el Dr. Aaron Robotham, de la University of Western Australia, quien ha dirigido el estudio. "Entonces, de vez en cuando, son completamente devoradas por alguna galaxia mucho mayor". El Dr. Robotham piensa que nuestra galaxia la Vía Láctea se encuentra en el punto de inflexión y se espera que a partir de ahora crezca principalmente comiendo galaxias menores en lugar de captar gas.

"La Vía Láctea no se ha fusionado con ninguna otra galaxia grande durante mucho tiempo pero todavía podemos ver restos de todas las galaxias viejas que hemos devorado", comenta. "También comeremos las dos galaxias enanas cercanas, las Nubes de Magallanes, en unos cuatro mil millones de años". Pero según el Dr.  Robotham la Vía Láctea acabará sufriendo el mismo destino cuando se fusione con la cercana galaxia de Andrómeda dentro de unos cinco mil millones de años."Técnicamente será Andrómeda la que nos devore puesto que es la más masiva de las dos", añade.

[Noticia completa]

 

Explicada la misteriosa secuencia de los cuásares

23/9/2014 de Carnegie Institution / Nature

New work solves a quasar mystery that astronomers have been puzzling over for 20 years. It shows that most observed quasar phenomena can be unified with two simple quantities: one that describes how efficiently the hole is being fed, and the other that reflects the viewing orientation of the astronomer. This graph shows the distribution of about 20,000 luminous Sloan Digital Sky Survey quasars in the two-dimensional space of broad line width versus FeII strength, color-coded by the strength of the narrow [OIII] line emission. The strong horizontal trend is the main sequence of quasars driven by the efficiency of the black hole accretion, while the vertical spread of broad line width is largely due to our viewing angle to the inner region of the quasar.
Los fenómenos más observados en los cuásares pueden ser unificados en dos cantidades sencillas: una describe la eficiencia con la que el agujero negro es alimentado; y la otra está relacionada con la orientación con que el astrónomo observa el cuásar. Este gráfico muestra la distribución de unos 20 000 cuásares del Sloan Digital Sky Survey. La tendencia horizontal es la secuencia principal de los cuásares, debida a la eficiencia en la acreción por el agujero negro. La dispersión en vertical en la amplitud de las líneas anchas es debida al ángulo con el que observamos la región interior del cuásar. Crédito: Carnegie

Los cuásares son agujeros negros supermasivos que viven en el centro de lejanas galaxias masivas. Brillan como los faros más luminosos del cielo en todo el espectro electromagnético, por la captura rápida de materia hacia sus centros, cuya gravedad no deja escapar nada. Ahora, el trabajo de Yue Shen (Hubble Fellow de Carnegie) y Luis Ho ( Kavli Institute for Astronomy and Astrophysic) resuelve un misterio de los cuásares que ha confundido a los astrónomos durante más de 20 años. Su estudio, publicado el 11 de septiembre por la prestigiosa revista Nature, demuestra que los fenómenos más observados en los cuásares pueden ser unificados en dos cantidades sencillas: una describe la eficiencia con la que el agujero negro es alimentado; y la otra está relacionada con la orientación con que el astrónomo observa el cuásar.

Los cuásares exhiben un amplio abanico de apariencias cuando son observados por los astrónomos, reflejo de la diversidad de condiciones en las regiones cercanas a sus centros. Pero a pesar de esta variedad, los cuásares poseen una sorprendente regularidad en sus propiedades físicas medibles, que siguen tendencias bien definidas (a las que se llama la "secuencia principal" de cuásares) descubiertas hace más de20 años. ¿Qué es lo que unifica estas propiedades, reuniéndolas en una secuencia principal?

Empleando la muestra mayor y más homogénea hasta la fecha de más de 20 000 cuásares del Sloan Digital Sky Survey, junto con varios tests estadísticos novedosos, Shen y Ho han podido demostrar que una propiedad particular relacionada con la acreción del agujero, llamada la proporción de Eddington,  es la razón que hay detrás de la llamada secuencia principal. La proporción de Eddington describe la eficiencia de la materia en alimentar el agujero negro, la contienda entre la fuerza de la gravedad tirando hacia adentro y la radiación luminosa que empuja hacia afuera.

También han descubierto que la orientación de la visual del astrónomo cuando mira la región interior del agujero negro juega un importante papel en la observación del gas que se encuentra más cerca del agujero, y que produce las líneas de emisión anchas observadas en los espectros de los cuásares.

[Noticia completa]

 

Encontrando señales de ondas gravitacionales en las estrellas

23/9/2014 de American Museum of Natural History

Energetic events, such as this artist’s rendition of a binary-star merger, are thought to create gravitational waves that cause ripples in space and time.
Sucesos energéticos, como el mostrado en esta ilustración artística de una fusión de estrellas en un sistema binario, se piensa que pueden crear ondas gravitacionales que causan arrugas en el espacio y el tiempo. Crédito: NASA

Un equipo de científicos ha propuesto un modo de detección de ondas gravitacionales (arrugas invisibles en el tejido del espacio-tiempo que se propagan por el Universo) mediante la observación de estrellas. El nuevo modelo afirma que una estrella que oscila con la misma frecuencia que una onda gravitacional absorberá la energía de la onda y se hará más brillante, una predicción de la teoría de la relatividad general de Einstein que ha sido ignorada. El estudio contradice hipótesis previas sobre el comportamiento de las ondas gravitacionales.

"Es interesante que cien años después de que Einstein propusiera su teoría aún estemos encontrando en ella piedras preciosas escondidas", comenta Barry McKernan.

Las ondas gravitacionales pueden imaginarse como las ondas sonoras emitidas después de un terremoto, pero la fuente de "temblores" en el espacio son sucesos energéticos como supernovas (explosiones de estrellas), estrellas de neutrones binarias (parejas de estrellas consumidas, restos de la explosión de estrellas), o el resultado de la fusión entre agujeros negros y estrellas de neutrones. Aunque los científicos están convencidos de la existencia de las ondas gravitacionales, nunca las han observado directamente, y lo están intentando a través de experimentos en tierra y el espacio.

El nuevo modelo muestra que las estrellas con oscilaciones (vibraciones) cuya frecuencia coincide con la de ondas gravitacionales que pasen a su través, pueden resonar y absorber una gran cantidad de energía de estas ondas. "Es como un muelle que vibra con una frecuencia particular, y tú lo golpeas con la misma frecuencia. Con ello haces que la oscilación se haga mayor", afirma  McKernan. "Lo mismo se aplica a las ondas gravitacionales".

Si estas estrellas absorben un gran pulso de energía, pueden verse reforzadas temporalmente y ser más brillantes de lo normal mientras descargan esta energía. Esto proporcionaría a los científicos otro modo indirecto de detección de ondas gravitacionales.

[Noticia completa]

 

Un sistema solar infante muestra signos de tiempo ventoso

23/9/2014 de National Optical Astronomical Observatory (NOAO)

Artist’s rendition of AS 205 N, a T Tauri star that is part of a multiple star system.
Ilustración artística de AS 205 N, una estrella T Tauri que forma parte de un sistema múltiple de estrellas. Crédito: P. Marenfeld & NOAO/AURA/NSF

Un equipo de astrónomos ha observado, con el conjunto de radiotelescopios Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA), lo que podría ser el primer indicio de tiempo ventoso alrededor de una estrella de tipo T Tauri, una análoga en versión infantil de nuestro propio Sol. Esto podría explicar por qué algunas estrellas T Tauri tienen discos que resplandecen extrañamente en luz infrarroja, mientras otras lo hacen de un modo más normal.

Las estrellas T Tauri son las versiones infantiles de estrellas como nuestro Sol. Son estrellas relativamente normales,  de tamaño medio, que están rodeadas por los materiales a partir de los cuales se forman los planetas rocosos y gaseosos. Aunque son casi invisibles en luz óptica, estos discos son brillantes en luz de longitudes de onda infrarroja y milimétrica.

"El material del disco de una estrella T Tauri normalmente, aunque no siempre, emite radiación infrarroja con una distribución de energía predecible", afirma Colette Salyk, directora del estudio. "Pero a algunas estrellas T Tauri les gusta hacerse notar, emitiendo radiación infrarroja de modos inesperados".

Para explicar las diferentes señales infrarrojas alrededor de estas estrellas similares, los astrónomos propusieron que debía de haber vientos soplando dentro de los discos protoplanetarios de algunas estrellas T Tauri. Ahora, gracias a las excepcionales resolución y sensibilidad de ALMA,  los estudios han confirmado que hay gas abandonando la superficie del disco, tal como se esperaría si hubiese viento en ellos.

[Noticia completa]

 

Dos nuevas naves espaciales, en órbita alrededor de Marte

23/9/2014 de JPL / Indian Space Research Organisation / Mars Daily

This image shows an artist concept of NASA's Mars Atmosphere and Volatile Evolution (MAVEN) mission.
Ilustración artística de la misión Mars Atmosphere and Volatile Evolution (MAVEN) en Marte. Crédito: NASA/Goddard Space Flight Center

La nave espacial Mars Atmosphere and Volatile Evolution (MAVEN) de NASA se puso con éxito en órbita alrededor de Marte durante la madrugada del pasado lunes (hora central europea), donde ahora se preparará para estudiar la atmósfera superior del Planeta Rojo como nunca se ha hecho hasta ahora. MAVEN será la primera nave espacial que explore la tenue atmósfera alta de Marte.

"Al ser el primer orbitador dedicado al estudio de la atmósfera superior de Marte, MAVEN mejorará sustancialmente nuestros conocimientos sobre la historia de la atmósfera marciana, cómo ha cambiado el clima con el tiempo, y qué influencia ha tenido sobre la evolución de la superficie y la potencial habitabilidad del planeta" comenta el administrador de NASA, Charles Bolden.

 

Mars Orbiter Mission
Ilustración artística de la misión Mars Orbiter Mission de Indian Space Research Organization (ISRO). Crédito: ISRO

Mañana 24 de septiembre está también previsto que una nave espacial de la India llegue a Marte, el satélite Mars Orbiter Mission (MOM). Esta nave permanecerá en órbita alrededor de Marte durante un año, explorando la superficie y la atmósfera marcianas.

MOM está provista de un instrumento para detectar y medir metano en la atmósfera. La detección de metano en Marte es un asunto controvertido, especialmente porque la mayor parte del metano de la Tierra es producido biológicamente, y muy poco, menos del 1%, se produce por métodos no biológicos. La nave de ESA, Mars Express, detectó concentraciones de metano en algunas regiones de Marte, mientras que el rover Curiosity de NASA no consiguió encontrar rastros de este gas en el planeta.

[Noticia completa]

Actualizado ( Martes, 23 de Septiembre de 2014 09:36 )
 

Salida y puesta del sol

07:5013:5419:57
Valencia

La Luna hoy

http://tycho.usno.navy.mil/cgi-bin/phase.gif

Previsión meteorológica

Posición de la ISS

ISS

APOD

Astronomy Picture of the DAy

Estadisticas Noticias del Cosmos

web statisticsweb statistics